¿800 MHz? ¿700 MHz? Ya se empieza a hablar de usar los 600 MHz para el móvil

El futuro de las redes móviles pasa por la utilización de bandas de frecuencia más bajas con una mejor penetración en interiores y que permitan optimizar mejor los despliegues de nuevas antenas. Hace unos años se dio el paso para liberar los 800 MHz, ocupados en muchos territorios por la televisión digital terrestre. Antes de 2020 se dará el siguiente paso para liberar los 700 MHz. Sin embargo, ya hay empresas que quieren apostar por ser los pioneros en la utilización de los 600 MHz para la tecnología LTE de redes móviles.

Nokia ha realizado la primera toma de contacto con la banda 600 MHz como futura candidata a albergar las conexiones LTE. Para ello, ha creado una especie de pre-estándar en esta banda utilizando para ello hardware que ya está disponible en el mercado. Esta banda de frecuencia es especialmente atractiva para la tecnología de conectividad móvil y puede ayudar a cerrar la brecha digital que se ha abierto entre ciudades y zonas rurales.

Esto es debido a su mayor penetración en interiores y alcance, necesitando menos antenas y consiguiendo mayor eficiencia con las desplegadas. Con la eventual liberación de los 600 MHz, las zonas rurales o apartadas de las grandes ciudades, podrían disponer de conexiones más fiables y con altas velocidades, visto que la fibra óptica no tiene pensado pasarse por allí.

antena redes telefonia movil 4g euskaltel

En Europa no hay planes a corto plazo para liberar los 600 MHz

Como hemos comentado en alguna ocasión, la liberación de los 700 MHz sigue adelante en todo Europa. De hecho, la Unión no dejará que los países miembros se retrasen más allá del 2020 para la liberación. El 5G aguarda a la vuelta de la esquina y es necesario contar con una banda más eficiente que las actuales.

Pese a ello, Europa también ha asegurado que las frecuencias por debajo de los 700 MHz, es decir, las que comprenden entre los 470 y los 694 MHz, seguirán utilizándose para la televisión, al menos, hasta el año 2030. Esto incluye la hipotética liberación de los 600 MHz, que no se produciría hasta dentro de bastante tiempo.

Solo Francia y Alemania habrían dado pasos para liberar frecuencias por debajo de los 700 MHz, aunque por el momento son cosas que no se han terminado de concretar. La evolución de los dispositivos conectados y las necesidades futuras harán que se aceleren los planes para su liberación… o se mantengan más allá de 2030.