Ya sabemos por qué el iPhone 8 será más caro

Carlos González

Salvo excepciones para nichos específicos, Apple ha sido la única firma en telefonía móvil que se ha atrevido a superar la barrera de los 1.000 euros para uno de sus teléfonos inteligentes, el iPhone 7. Y lo hizo con la generación anterior también. Pero será también la primera, según filtraciones, que supere los 1.200 euros con el iPhone 8. Según estos mismos datos, el iPhone 8 será uno de los tres nuevos móviles que estrenará Apple el próximo mes de septiembre, pero el único con OLED como tecnología para su pantalla, y todo apunta a que este es uno de los motivos de su sobrecoste.

Respecto al precio de venta, el coste de producción unitario por cada iPhone es irrisorio. Hay que contar también con otros costes indirectos que le supone a Apple el desarrollo de cada nueva generación, pero la firma de Cupertino mantiene un amplio margen. En cifras más concretas, a Apple le ha supuesto un desembolso de 40 dólares la instalación de cada panel IPS en un iPhone 7, y hay componentes mucho más económicos como, por ejemplo, los módulos de cámara tanto principal como secundario. Y es por la tecnología 3D Touch por lo que la pantalla, aunque con tecnología IPS, es uno de los componentes más caros.

iphone-8-sin-parte-inferior

El panel OLED del iPhone 8 incrementará notablemente su coste de producción ¿tanto como para llegar a los 1.200 euros?

De nuevo, no, Apple no va a alcanzar con sus costes de producción ese precio de venta por encima de los 1.200 euros, pero sí que es cierto que con el salto a la tecnología OLED los costes de producción se van a ver afectados. Tanto es así que, según los cálculos más fiables hasta el momento, Apple está pagando ahora sus pantallas IPS para los iPhone 7 por 40 dólares la unidad, mientras que los paneles OLED supondrán 71 dólares por unidad. Ya entre el iPhone 6 y el iPhone 6s la compañía de Cupertino experimentó un sobrecoste importante, como comentábamos anteriormente, por la inclusión de la tecnología 3D Touch. Pero esta vez la subida será mayor.

Pero según estos mismos datos, los IPS se mantendrán en el iPhone 7s y el iPhone 7s Plus, y evidentemente el precio de estos componentes avanza de forma favorable para la compañía de Cupertino, luego con ellos podría compensar el incremento en costes de producción que afectará al iPhone 8. Y sea como fuere, a pesar de que en ese punto son sólo 31 dólares por unidad el cambio, todo apunta a que sí se superarán los 1.200 euros.