No tan rápido: el iPhone 7s sí podría ser el próximo móvil de Apple

Telefonía

Como cada año, aunque los iPhone 7 acaban de llegar hace apenas unas semanas, la caldera de rumores, filtraciones y analistas lanzando predicciones se va llenando y anticipando qué lanzará Apple en septiembre de 2017. Y cada vez parece más evidente que, de nuevo, la compañía de Cupertino cambiará su estrategia para, celebrando el décimo aniversario desde su primer teléfono inteligente, esta vez lanzar tres modelos en lugar de dos.

No sería la primera vez que Apple lance tres móviles en una generación, puesto que ya hemos visto coincidir a los iPhone 6s, iPhone 6s Plus y iPhone SE. Ahora bien, sí sería la primera vez que en su evento especial de septiembre se lanzan los tres a la vez. Y sobre eso –que sean tres y no dos- ya se ha venido hablando desde tiempo atrás. Sin embargo, la información más reciente añade un dato importante: serían el iPhone 7s, el iPhone 7s Plus y el iPhone 8. Es decir, no el iPhone 8 y su versión ‘Plus’ como se ha venido comentando, sino dos versiones del iPhone 7s y una ‘extra’, el iPhone 8, marcando la parte más alta de su catálogo por las especificaciones técnicas del dispositivo.

Concepto del iPhone 8

Entonces ¿habrá nuevo diseño en los iPhone de 2017?

Todavía hay que ir con pies de plomo, porque estamos aún ante los primeros rumores y las filtraciones menos fiables. A medida que se acerque su lanzamiento será más fiable la información y, en cualquier caso, según estos primeros indicios los iPhone 7s y iPhone 7s Plus mantendrían el diseño del actual iPhone 7. Es decir, que tendríamos dos nuevos iPhone con idéntico diseño respecto a la generación actual, y un iPhone 8 con nuevo diseño estenándose en el mismo evento de presentación. Eso sí, pronostican que tanto el iPhone 7s como el iPhone 7s Plus –salvo pequeñas diferencias por la cámara- contarían con el mismo hardware que el iPhone 8: procesador, cámara, memoria RAM, etcétera.

Sólo un cambio de diseño para los ‘7s’, aunque bastante importante: carcasa de cristal. ¿Importante por qué? Porque esto permitiría introducir, al fin, la carga inalámbrica. Y esta misma construcción es la que tendría el iPhone 8, con pantalla OLED en lugar de LCD como el resto, además de una diagonal de pantalla de 5,1 ó 5,2 pulgadas y con biseles de pantalla mucho menores. Si se cumplirá, o no, lo iremos viendo a medida que se acerque la fecha; pero es una estrategia interesante.

Escrito por Carlos González

Fuente > ADSLZone