Más facilidades para que los alternativos desplieguen fibra usando los conductos de Telefónica

Escrito por Claudio Valero
Fibra Óptica

El despliegue de fibra óptica es una de las prioridades de los operadores de nuestro país y cada uno la afronta de la mejor manera posible. Los operadores alternativos acaban de recibir una buena noticia de la CNMC que acaba de revisar la oferta mayorista de registros y conductos de Telefónica (Oferta MARCo) para facilitar el despliegue. Desde que se aprobó esta oferta en 2009, más de 200 operadores han llegado a un acuerdo con Telefónica.

Desde la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) nos recuerdan que Telefónica tiene la obligación de facilitar el acceso a su red de conductos a los operadores alternativos que quieran desplegar fibra óptica. Por ello, la oferta mayorista de registros y conductos de Telefónica fue aprobado en 2009 pero ha tenido que ser revisada siete años después para actualizarse a la realidad del mercado actual.

¿Qué es MARCo y qué regula?

La oferta MARCo es la encargada de regular el acceso a las infraestructuras de obra civil de Telefónica. Aquí se incluyen conductos, postes, arquetas y cámaras de registro, todos ellos elementos imprescindibles para el despliegue de nuevas redes de fibra óptica por parte de los operadores alternativos a Telefónica. Todo esto viene del pasado y el monopolio de la compañía española, que ahora le da acceso a un amplio número de infraestructuras de obra civil heredadas.

Al contar con un poder significativo sobre las mismas, debe conceder acceso a los alternativos que deseen desplegar fibra óptica. Como hemos contado en la introducción, desde el 2009 se han formalizado 200 contratos mayoristas y llegado a 20.000 km de subconductos alquilados. Los operadores de ámbito más local han podido aprovechar esta regulación para el despliegue de su oferta en muchas ciudades de nuestro país.

fibra

¿Qué facilidades se incluyen para que los alternativos desplieguen fibra?

En la nueva oferta MARCo, se han eliminado las restricciones al uso de mallas textiles y microductos. Eso servirá para conseguir mejoras operativas y económicas por parte de los operadores. También se han simplificado algunos procedimientos como el despliegue de acometidas en viviendas unifamiliares que requieran acceso a conductos o el de visita-replanteo a las instalaciones (que ahora se podrá realizar de forma autónoma por parte de los alternativos).

También se mejora el procedimiento para acceder a los postes de Telefónica. Esto servirá para facilitar el despliegue de redes de acceso ultrarrápidas en zonas alejadas de los núcleos urbanos. En estas zonas el despliegue es complejo por sus dificultades operativas y los elevados costes. Telefónica tiene ahora 4 meses para adaptarse a la nueva normativa revisada.

Fuente > ADSLZone