Es oficial: Samsung dice adiós al Galaxy Note 7 y detiene permanentemente la producción

54 días, eso es lo que ha durado la vida del Samsung Galaxy Note 7. Después de varias informaciones al respecto, comunicados y confirmaciones por parte de algunos de los medios más prestigiosos, Samsung ha decidido poner fin a la producción del Galaxy Note 7. Finalmente, no será algo temporal ni se espera que se reanude en unas semanas, la producción, ventas y reemplazo se detienen de forma definitiva.

«Para garantizar la seguridad de nuestros consumidores hemos parado las ventas y los reemplazos de Samsung Galaxy Note7 y, consecuentemente, hemos decidido parar la producción permanentemente.» Los coreanos han decidido tirar la toalla en relación con su último smartphone y cierran así un complicado periodo de su historia. Los usuarios tendrán que esperar unos meses para conocer los próximo de la firma, quedando el S7 como terminal de referencia en 2016.

Samsung Galaxy Note 7

En las últimas horas se han sucedido las comunicaciones sin llegar a aportar una visión clara sobre lo que estaba sucediendo. Mientras que Samsung afirmaba que la producción se detendría mientras se investigaba lo sucedido, algunos diarios como el WSJ hablaban de que la producción iba a detenerse de forma permanente. Finalmente, la filial española de Samsung ha enviado el comunicado anterior confirmado el fin de su dispositivo de referencia para la segunda mitad del año.

Samsung Galaxy Note 7: 54 días para olvidar

Desde su lanzamiento, el pasado 19 de agosto, los problemas de Samsung se han multiplicado. Lo cierto es que el terminal había llegado pisando con fuerza con varias innovaciones importantes, como el lector de iris para mejorar la seguridad. Sin embargo, con el envío de las primeras unidades empezaron los problemas. Algunos móviles se quemaban por culpa de un problema con las baterías.

Las unidades de reemplazo debían llegar para subsanar el problema, pero la cosa no terminó nada bien. Éstas también sufrían los mismos problemas y se reportaron varios casos que rápidamente se hicieron eco en la prensa. A falta de una alternativa segura, Samsung ha decidido que lo mejor es dejar de fabricar este terminal y centrase en lo que está por venir.