Microsoft ha hecho ‘trampa’ con Edge en las pruebas de batería

Microsoft ha hecho ‘trampa’ con Edge en las pruebas de batería

Carlos González

En los últimos meses, la compañía de Redmond no ha publicado una sino varias pruebas de ‘batería de su navegador Microsoft Edge. Pruebas en las que, enfrentándose a Google Chrome, Mozilla Firefox y Opera Browser, el navegador web preinstalado en Windows 10 demostraba una mayor eficiencia energética, lo que en ordenadores portátiles y tabletas se traduce en una mayor autonomía, o mayor duración de la batería. Pero resulta que han descubierto que Microsoft hizo ‘trampa’ en esta comparativa, tal y como los desarrolladores de Opera aseguraron en su momento.

Los únicos que hicieron caso a la victoria de Microsoft Edge en aquellas pruebas de autonomía fueron los desarrolladores de Opera, que se quejaron de los resultados Y sin embargo, ahora desde The Inquirer han retomado el resultado para asegurar que en realidad, Microsoft Edge no gasta menos batería que sus competidores. El ‘truco’ está en que la compañía de Redmond hizo sus mediciones sobre la build 14393.105, es decir, sobre la versión más reciente de Microsoft Edge de la mano de Anniversary Update para Windows 10. Y, sin embargo, usó versiones obsoletas de Chrome y Firefox.

chrome 53

Microsoft Edge gasta menos batería… que las versiones obsoletas de Chrome y Firefox

Los resultados de estas pruebas no son reales, en tanto que Microsoft ha enfrentado una versión moderna de su navegador web contra versiones obsoletas de sus rivales. Y efectivamente, Microsoft Edge es ahora mucho más completo y rápido que Internet Explorer, por su nuevo motor de búsqueda y otras mejoras. Pero en estas pruebas, en las que Edge salía victorioso, en realidad no son válidas. Según explican, en ellas se medía el consumo de la CPU, GPU y tarjeta de red WiFi en el uso cotidiano de Microsoft Edge, Chrome, Firefox y Opera, con un flujo de navegación estándar.

Y la prueba se ha llevado a cabo según un procedimiento lícito, pero con la desventaja para sus rivales de haber hecho uso de versiones antiguas, menos eficientes. En las más reientes, como es el caso de Google Chrome 53, la autonomía se ha mejorado hasta en dos horas. Por lo tanto, es muy probable que la victoria no se la hubiera llevado Edge. Opera, además, ofrece opciones de caché –y compresión- que aceleran la navegación y reducen la cantidad de descargas mejorando también la eficiencia energética y el consumo de recursos. Luego ¿cuál es realmente el más eficiente?

Quizá también te pueda interesar…