Pagar por el fútbol en lugar de apostar por desplegar más fibra, la realidad del mercado español

Nos las prometíamos muy felices con el anuncio realizado el pasado año por Movistar con el que pretendía cablear casi todo España con fibra para el año 2020. La nueva regulación de la CNMC le hizo replantearse las cosas y ahora parece que toda la inversión se ha ido para costear el precio del fútbol. El resto de operadores deberán seguir esta premisa para no perder su trozo del pastel del complicado mercado de la televisión de pago en España.

Ignacio del Castillo da con la clave de la situación del mercado de telecomunicaciones en España con su artículo ¿Fútbol o fibra?. La próxima regulación de la CNMC sobre banda ancha lo ha cambiado todo y los planes de Movistar, la principal operadora del país, hacen que la prioridad de la fibra pase a un segundo plano y el fútbol adquiera todo el protagonismo.

futbol precio

Movistar lo tenía todo previsto para transformar completamente España. Ya en 2014 anunció sus planes para ofrecer conexiones FTTH en todas las ciudades españolas de más de 1.000 habitantes antes del año 2020 y en septiembre del pasado año recordó sus planes para ofrecer en 2020 un 97% de cobertura de fibra óptica. El precio estimado de todo esto era de entre 1.300 y 1.500 millones de euros, a lo que debemos sumar otro tipo de conceptos que hacen que la inversión total se sitúe en 2.100 millones de euros.

Todo esto pintaba realmente bien siempre que se mantuviera la regulación de fibra óptica que teníamos en ese momento pero esto no será así. Europa ha dado luz verde a que se abra la red de fibra de Movistar a todos sus rivales aprobando así la nueva regulación de banda ancha de la CNMC. La operadora tendrá que abrir sus redes salvo en 34 ciudades que han sido identificadas como competitivas. Este número podría llegar a más de 50 con los datos más actualizados.

Por ello, Movistar concentrará todos los esfuerzos inversores en esas ciudades competitivas y, posiblemente, frenará el resto de despliegues en otras áreas. Por el momento, ha anunciado que está estudiando el despliegue aunque a buen seguro que el frenazo será considerable. Ya no sale rentable gastarse 2.100 millones de euros en algo que no vas a poder rentabilizar de forma sencilla.

Y llegó el fútbol…

Con la inversión en fibra paralizada, otra guerra se presentaba a las puertas de Movistar. Mediapro acababa de pagar 1.900 millones de euros por hacerse con 8 partidos de Liga en exclusiva durante las tres siguientes temporadas y eso es algo que Movistar no se podía permitir el lujo de no tener. El mercado de televisión de pago en España en pequeño comparado con otros países y sólo contamos con 2,3 millones de abonados al fútbol.

futbol bar

Estos abonados son más fieles a su deporte que a su plataforma por lo que los operadores no pueden permitirse el lujo de perderlos. Movistar, sumando los 750 millones de euros pagados por el Partidazo, se ha gastado en fútbol 3.150 millones de euros.

Difícilmente va a ser posible destinar 2.100 millones más al ambicioso plan de fibra óptica y más aún con la regulación que entrará en breve en poco tiempo. La senda marcada por Movistar será seguida por el resto de grandes operadores, que afirman poder tener el fútbol los próximos años. Vodafone y Orange tienen algo de margen porque sus despliegues son menos ambiciosos, pero puestos a elegir…

¿Qué os parece la situación del mercado español? ¿Quién tiene la culpa (CNMC, operadores, Liga, Gobierno…)?

Quizá te interese…

Comparativa de las ofertas convergentes de fibra simétrica más veloces del mercado

Además de subidas de precio, ¿qué esperamos de la fibra óptica en 2016?

¿Cuándo llegarán las conexiones de fibra de 1 giga?