¿Ha arrojado Microsoft la toalla con Xbox One?

Escrito por David Valero
Videojuegos

A pesar de que muchos consideraron que con el anuncio de la retrocompatibilidad de Xbox One para admitir juegos de Xbox 360, Microsoft había dado con la tecla para volver a reengancharse al tren de esta generación de videoconsolas, los altos mandos de la división de videojuegos de la compañía de Redmond han admitido que por el momento no entra en los planes de la compañía atrapar en ventas a PlayStation 4 en los próximos años.

Muchos piensan que el paso en falso que dio Microsoft antes del lanzamiento de la nueva generación de consolas le ha costado demasiado caro al gigante tecnológico. Con anuncios como la imposibilidad de compartir juegos, la inclusión de la conexión permanente que más tarde terminó por no producirse y una estrategia de desarrollo de videojuegos en la que ha comenzado a remolque de Sony (que ha vendido más de 25 millones de consolas PS4) a pesar de estar recuperándose en los últimos tiempos, Xbox One tiene un duro camino por delante para volver a protagonizar un impacto similar al de su antecesora.

En una entrevista con el portal Eurogamer, Phil Spencer, jefe de la división de Xbox, ha destacado que no se marcan como meta el igualar con Xbox One “las unidades que vende Sony”, sino que su objetivo ahora mismo es hacer de Xbox un ecosistema de juegos y contenido multimedia de calidad para los usuarios, además se ha vuelto a referir al mercado europeo como uno de los compromisos de la compañía. Muchos aplauden la última GamesCom protagonizada por Xbox y a la que no acudió Sony, algo que le ha servido para reavivar las llamas del interés sobre su última videoconsola, a la vez que se despejaba el camino para títulos exclusivos como Quantum Break o ScaleBound, que serán los encargados de hacer frente a los juegos propios de PlayStation 4. Funciones como el streaming de juegos a un PC gracias a Windows 10 también han comenzado a apuntalar la plataforma de Microsoft que mira a las navidades de 2015 con optimismo de cara a convertirse en uno de los productos estrella.

apertura-xbox-one-22

Microsoft no planea marcarse un “Nintendo”

Para tranquilidad de los xboxers, lo que sí que ha dejado claro Phil Spencer es que quieren que los usuarios consideren que Microsoft y Xbox van a estar al pie del cañón durante muchos años y es que las videoconsolas están siendo por norma general, sistemas de entretenimiento cada vez más longevos y en varias ocasiones se ha comunicado que Xbox One durará al menos lo mismo que Xbox 360, quien todavía recibe soporte de la compañía. Desde luego el camino de este mercado no lo marca un modelo o una generación en concreto y la compañía de Redmond no puede permitirse echar por tierra todo lo conseguido con Xbox 360.

Es un camino muy distinto al que está siguiendo Nintendo que tras el éxito arrollador en ventas de Wii, no ha sabido tentar al público con Wii U, una consola de sobremesa que está registrando unas ventas muy discretas y que espera ser reemplazada próximamente por la nueva Nintendo NX.

Quizá te interese…

Xbox One ya se puede utilizar desde Windows 10 en streaming

Xbox One baja de precio en verano y de forma temporal

PlayStation 4 aumenta su ventaja en España y arrasa en ventas a Xbox One

Fuente > Eurogamer

Vía > El Otro Lado

Continúa leyendo
Comentarios
4 comentarios
  1. Rezze 14 Ago, 15 2:28 pm

    y espera que lleguen las steam machines ( si llegan)….

  2. marjalone 14 Ago, 15 3:53 pm

    ahora viene lo bueno ilusos , con la gasolina correcta dx12 , popres sonyers fanboys que dirigen esta web

  3. fede55 14 Ago, 15 8:25 pm

    Si después de las conferencias que ofreció Microsoft en el E3 y el Gamescom, vuestro titular es: “¿Ha arrojado la toalla Microsoft con Xbox One?” es que sois muy catetos (tecnológicamente hablando). Microsoft ha pasado literalmente por encima de Sony y su PS4, la cual solo ha sabido vender humo para este y el próximo año en exclusivos en su plataforma. Solo os fijais en ventas, ventas y más ventas. Grandes imperios han caido y cuando uno no hace las cosas bien y se duerme en los laureles pensando que tiene a todo el pueblo a su merced a pesar de lo que haga, la caída será más dolorosa.