Se revelan nuevos datos sobre 220.000 peticiones del derecho al olvido realizadas a Google

Actualidad

Se conocen nuevos datos no publicados acerca de las solicitudes de derecho al olvido, que  tienen a Google como protagonista. Los detalles que rodean a las solicitudes de retirada de enlaces a resultados de búsqueda, sujetos a la normativa que regula en Europa el derecho al olvido en Internet salen a la luz y destaca que la mayoría de las peticiones corresponden a personas sin ningún cargo público o delito a sus espaldas.

Las peticiones en España del derecho al olvido sobre datos personales corresponden en un 95% a información privada,  tal y como ha informado el diario británico The Guardian, que ha tenido acceso a parte del código oculto que se hallaba en el informe sobre transparencia publicado por Google para procesar estas peticiones. Actualmente se han procesado alrededor de 280.000 peticiones por parte de los europeos y de ellas el 95% de las 220.000 atendidas corresponden a ciudadanos particulares cuya situación particular era en algunos casos delicada.

De este modo nos encontramos con casos tan distintos entre sí como el de una mujer que habría solicitado a Google que retirara su dirección personal de una serie de enlaces ya que de este modo era pública. En otro caso encontramos a una persona que habría contraído SIDA hace años y deja en evidencia el perjuicio que puede ocasionar tanto en el ámbito social como laboral del usuario afectado. También ha sido llamativo el caso de una mujer cuyo nombre aparecía destacado en las noticias sobre la muerte de su marido, lo que la ponía sin duda en una posición comprometida. Algo menos el 5% del total de las 220.000 peticiones eran las que correspondían a políticos o delincuentes.

apertura-derecho-olvido

Google afronta las peticiones sopesando entre libertad y censura

El origen de las peticiones es de todo tipo aunque en muchos casos tiene que ver con información inexacta u obsoleta, debido a sentencias judiciales revocadas o situaciones que han quedado anuladas y que no obstante pueden distorsionar en algunos casos la realidad. Según se ha conocido, la mayoría de peticiones sobre aspectos como delitos, personalidades públicas, políticos o protección de menores son desestimadas, y es que Google ha tenido que hilar fino para no ser tachada de censora por parte de los medios y portales que publican los textos originales.

Hay que recordar que las peticiones del derecho al olvido solo amparan al usuario a solicitar la retirada de enlaces de búsqueda en los distintos motores que actúan en suelo europeo, pero la información referenciada seguirá existiendo mientras el autor de la publicación original no dé marcha atrás y proceda a eliminarla. Algunos expertos demandan a los buscadores una mayor transparencia para evitar dirigir de manera intencionada la decisión final sobre las solicitudes hacia un mismo veredicto.

Quizá te interese…

Europa da luz verde a la ley que te permitirá “desaparecer” de Internet

Las primeras sentencias españolas sobre el “derecho al olvido” dan la razón a los particulares

Europa dará más protección por el “derecho al olvido”

Escrito por David Valero

Fuente > The Guardian