Las próximas Navidades pueden ser el último cartucho para Xbox One

Microsoft ha anunciado que está muy cerca de rebasar la cifra redonda de 10 millones de consolas Xbox distribuidas. La cifra empieza a mejorar los números de ventas de la compañía de Redmond para su consola de nueva generación, que no obstante todavía tiene que recuperar un largo trecho para batallarle el primer puesto en esta carrera de fondo. La campaña navideña apunta a ser la gran prueba de fuego para Xbox One.

El propio blog Xbox Wire ha sido quien ha avanzado la noticia informando que Microsoft ha anunciado que “en breve, habremos vendido 10 millones de consolas  Xbox One a los comerciantes minoristas”. La máquina de Microsoft llega con varios meses retraso a esa cifra con respecto a los objetivos cumplidos por Sony, quien la alcanzó el pasado mes de agosto. La compañía japonesa declaró el pasado mes de septiembre que había colocado 13 millones de su última videoconsola.

Cabe recordar no obstante que Xbox habla en sus cifras de consolas distribuidas, esto quiere decir que no se han vendido al consumidor final. Por su parte, Sony sí que ha anunciado cifras de ventas por lo que Microsoft se enfrenta al próximo periodo vacacional de  Navidad como a uno de los últimos cartuchos para que Xbox One no se quede descolgada esta generación cediéndole el testigo PlayStation 4.

US-ENTERTAINMENT-IT-E3

Xbox One mira con esperanza al final de año

En Microsoft confían en ir paso a paso y de momento han recibido con alegría las nuevas cifras de ventas que demuestran dos cosas. Por un lado que el mercado empieza a dar un mejor recibimiento a su máquina, y por otro que  las últimas políticas de ventas están dando resultados, una vez que ha entrado en vigor la rebaja de precio que se anunció para noviembre. Desde el 2 de noviembre al 3 de enero, Xbox One ha rebajado su precio 50 dólares, algo que en ventas se ha traducido en que en Estados Unidos, las mismas ya se han triplicado con respecto a la última semana antes del descuento. Para el mercado europeo, el precio sigue siendo de 399 euros aunque se espera que las grandes cadenas anuncien algún nuevo paquete para contrarrestar el poderío de Sony en algunos mercados. España es un territorio fetiche para PlayStation, donde sus consolas han marcado la pauta al contar con una base de seguidores mayoritaria con respecto a Microsoft o Nintendo.

Habrá que ver si títulos como Halo 5, Sunset Overdrive o Gears of War, vuelven a poner a Xbox One en la cima. De momento el próximo Black Friday que se celebrará a finales de mes marcará el pistoletazo de salida para que la consola de Microsoft comience la remontada, pero para entonces desde Redmond confían en que la bajada de precio y los nuevos títulos ayuden a ir cogiendo una buena posición de salida.