Faltan movilizaciones masivas en España para defender los derechos de los internautas

¡Más de 20.000 personas unidades en la capital del país para defender una causa que afecta a la libertad y los derechos de los internautas! Sonaría muy bonito si habláramos de España y la movilización masiva fuera contra la reforma de la LPI pero la realidad es que hablamos de Hungría, donde sí han conseguido hacer recular a su Gobierno. Aquí siguen faltando movilizaciones masivas para defender los derechos de los internautas.

La situación vivida en Hungría nos debe hacer reflexionar y pensar lo que hacemos como internautas para defender nuestros derechos. Vale la pena, antes de nada, repasar lo que ha sucedido en este país del centro de Europa. Todo comenzó con una propuesta del Gobierno húngaro para establecer una tasa que gravaba el uso de Internet, en concreto, cobrar 0,50 euros por gigabyte navegado en Internet. Esto ocasionó el rechazo masivo y una movilización de 10.000 personas en Budapest.

Tras esa primera manifestación, el Gobierno aclaró que el tope sería de 2,2 euros mensuales para los particulares y 16 euros para las empresas. Poco contentos con estas explicaciones, volvieron a manifestarse pero esta vez fueron 20.000 los ciudadanos húngaros que acudieron en masa para protestar contra este impuesto. Finamente, el primer ministro Viktor Orban ha reculado y retirado el polémico proyecto de ley que preveía un impuesto por navegar por Internet.

MASIVA MANIFESTACIÓN CONTRA UN IMPUESTO A INTERNET EN HUNGRÍA

En España es muy diferente

Ahora mismo es complicado imaginar una manifestación de 20.000 personas en Madrid contra la recién aprobada reforma de la Ley de Propiedad Intelectual y el polémico Canon AEDE. No olvidemos que esta reforma considerará a casi cualquier internauta que comparta contenido como infractor (aunque no existan daños significativos) y podrá imponer hasta 600.000 euros de multa, sin hablar del disparate de la copia privada.

Pero echando la vista atrás y buscando ejemplos del pasado, quizá podamos entender que es normal que no nos hayamos manifestado por la reforma de la LPI. Debemos retroceder a 2009 cuando una convocatoria contra la criminalización de las descargas P2P (convocada por El Mundo, 20 Minutos, El País, ADSLZone, EOL y Menéame), sólo congregó a 100 personas frente a la sede del PSOE.

Todos (yo el primero) debemos reflexionar sobre lo que estamos haciendo y podemos hacer para defender los derechos de los internautas. Lo que hemos hecho hasta el momento parece que no ha servido de mucho y el Gobierno ha aprobado una Ley en la que no ha contado con nadie.

¿Echáis en falta más movilizaciones masivas para defender los derechos de los internautas?