El transporte público de Barcelona tendrá WiFi gratis a partir de 2015

El Ayuntamiento de Barcelona presentó ayer un nuevo plan de expansión de puntos de acceso públicos a la red WiFi, para que los ciudadanos y turistas de la ciudad condal puedan hacer acceder a Internet sin ningún coste y con mejores condiciones en autobuses, estaciones de metro y parques municipales.

Actualmente existen en Barcelona 664 puntos de acceso a la red WiFi repartidos por toda la ciudad y según los planes del consistorio, a partir de febrero o marzo del próximo año se ampliarán de forma considerable a través de un plan de inversión que supondrá 3,6 millones de euros para las arcas públicas que redundarán en beneficio de los habitantes y visitantes de la ciudad que podrán disfrutar gratis de la navegación por Internet o la descarga de datos, sin tener que hacer uso de los megas de banda ancha móvil que tengan contratados en las tarifas de telefonía con su compañía. En la ciudad, alrededor de 100.000 usuarios al mes hacen uso del servicio gratuito de WiFi existente en la ciudad, registrándose más de 250.000 accesos a Internet mensualmente.

Según el proyecto presentado ayer, la segunda fase del plan constará de una inversión adicional de 2,5 millones de euros, para llevar el WiFi gratuito tanto al puerto de Barcelona como a los mercados municipales. Al finalizar dicho proyecto, el total de puntos de acceso a la red WiFi pública será de 1.527, que se hallarán repartidos por estaciones de metro, parques y jardines municipales o medios de transporte como los autobuses urbanos. La velocidad máxima del servicio será de 256 kilobits por segundo, pudiendo acceder a más velocidad a través de un modo de pago.

WiFi

Todos los autobuses ofrecerán acceso a Internet con WiFi gratuito

Los buses van a ser unos de los grandes beneficiados ya que el servicio de WiFi gratuito para los pasajeros con el que van a contar los 1.070 vehículos del parque móvil de la ciudad, más otros 100 repartidos entre autobuses turísticos y de barrio, permitirá ofrecer a los ciudadanos un nuevo incentivo para que opten por este medio de transporte.

Las principales estaciones de metro de la ciudad también ofrecerán cobertura WiFi a los ciudadanos y el resto del plan se completará con 35 puntos de acceso en la zona portuaria, 220 zonas WiFi en parques y jardines y una media de 6 puntos de acceso en 21 de los 40 mercados municipales de la ciudad.

La ciudad de Barcelona quiere potenciar de esta forma el servicio de acceso a Internet universalizado y gratuito para sus habitantes, una práctica que comienza a ser tenida muy en cuenta por las corporaciones locales, como forma de situar a las ciudades a la vanguardia tecnológica y mejorar la red de infraestructuras para beneficio de sus ciudadanos.