Microsoft y los cinco desafíos de Windows 9

Microsoft y los cinco desafíos de Windows 9

Claudio Valero

Windows 9 es el próximo gran sistema operativo de Microsoft, cuya presentación se espera para el mes de septiembre si atendemos a las últimas filtraciones. Más allá de posibles novedades o rumores, la realidad es que los de Redmond tienen varios desafíos a superar, de los que consideremos cinco como muy importantes.

Mejorar el escritorio

Sin lugar a dudas, el aspecto más criticado de Windows 8 es la nueva interfaz Metro o Modern. La apuesta de Microsoft por las pantallas táctiles no ha funcionado todo lo bien que se esperaba y los usuarios han puesto el grito en el cielo con el cambio, hasta el punto de que muchos se resisten a abandonar Windows 7 (y en menor medida Windows XP) en favor del último sistema operativo disponible.

apertura-windows-81-menu-inicio

Windows 8.1 ha dado los primeros pasos para devolver la importancia que se merecen los usuarios de teclado y ratón, mientras que Windows 9 debe corroborar esta tendencia. La vuelta del menú de inicio y el uso de las aplicaciones Modern en ventanas como cualquier otro programa, son dos de los cambios clave. Microsoft debe lanzar un producto que haga que los usuarios tradicionales quieran migrar desde Windows 7.

Precio

Para lograr la complicada tarea de convencer a los usuarios de Windows 7, la siguiente versión del sistema operativo no puede seguir teniendo un precio desorbitado por licencia. Es cierto que Apple libera las actualizaciones de Mac OS X de forma gratuita, pero de la misma forma es cierto que pueden permitírselo al controlar la venta de hardware en la línea de ordenadores Mac.

Por ello, Microsoft tiene que ser capaz de encontrar una fórmula para incentivar la actualización a Windows 9 desde versiones más antiguas y también establecer precios más acordes con la situación económica para los nuevos usuarios que compren un ordenador con su sistema. Una de las posibilidades más señalas es que podamos actualizar de forma gratuita a Windows 9 teniendo la licencia de Windows 8.

Internet Explorer

El navegador de Internet de Microsoft ha perdido importancia en los últimos tiempos y ha visto como Google Chrome e incluso Mozilla Firefox le adelantaban por la derecha. Se baraja un cambio de nombre para romper con el pasado y empezar a construir de cero una nueva experiencia de navegación por Internet. Más allá del cambio de nombre, lo verdaderamente necesario es contar con un navegador que funcione perfectamente con todos los estándares y se abra mucho más a los usuarios.

apertura-internet-explorer-vulnerabilidad

Un único Windows

Todas las informaciones señalan que Microsoft apostará por unificar Windows 9 para ordenadores, tabletas y móviles en una única versión, que se adaptaría a cada dispositivo según fuera necesario. Sin entrar de las dificultades de implementación, la realidad es que a nivel del usuario podría ser bastante arriesgada esta apuesta. Lo mejor parece unir la experiencia de tabletas, móviles e híbridos en uno y dejar en otro los portátiles y sobremesas que se usan para trabajar y jugar.

Mayor seguridad y Windows Update

Para terminar, Microsoft se enfrenta a un gran desafío con la seguridad de su nuevo sistema operativo. La solución de seguridad incluida con Windows 8 obtiene resultados bastantes mediocres en los principales test, no pudiendo detectar hasta un 40% del malware. Al ser el sistema dominante en el terreno de los ordenadores, se debe aumentar la seguridad y el control sobre el malware.

Otro aspecto a mejorar lo encontramos con las actualizaciones, foco de muchos problemas y que últimamente se ha convertido en un quebradero de cabeza para los usuarios. Lo mismo ocurre con los controladores del hardware, donde los usuarios deben buscar en la web del fabricante o utilizar algún sistema de actualización del mismo. Windows Store podría ser la clave para mejorar todo esto.

Y para vosotros ¿Qué debe mejorar Windows 9?