La Comisión Europea contra el abuso de Google y el «monopolio Android»

No todo son buenas noticias para Google, que recientemente ha vuelto a demostrar su liderazgo con Android, puesto que otra vez está a punto de encarar nuevos problemas legales relacionados, ahora, con su sistema operativo Android. La Comisión Europea tratará de desmantelar su «monopolio».

Es de sobra conocido por los usuarios que Google actúa, con su sistema operativo móvil Android, desde una posición de liderazgo en la cual somete a cierta presión a los fabricantes que trabajan con su software. Y es que, aunque Android es considerado «el sistema operativo móvil de código abierto», sus condiciones no son tan «abiertas y libres» como se suelen pintar. Si bien es cierto que AOSP puede ser utilizado con mayor libertad, el Android que todos conocemos supone para los fabricantes una serie de pautas y condiciones rígidas, estrictas y tremendamente favorables para la compañía de Mountain View. Esto es lo que, según la Comisión Europea, podría ir en contra de las leyes antimonopolio.

apertura-google-android-ce

El 90% de cuota de mercado le puede salir caro a Android

A veces, mantenerse a la sombra puede ser mejor que deslumbrar como Google hace con su sistema operativo móvil Android. La última información recibida refleja un 90% de cuota de mercado de Android que, sin embargo, podría salir cara en un futuro no muy lejano a la compañía de Mountain View.

La Comisión Europea está investigando, en relación con el sistema operativo móvil de Google y la relación de la compañía con los fabricantes, si estos últimos están obligados a instalar la suite de aplicaciones y servicios de los de Mountain View. Como ya sabemos, efectivamente esto ocurre así según «MADA» –«Mobile Application Distribution Agreement»-, un «acuerdo legal para el uso de aplicaciones de Google sobre el sistema operativo móvil Android» según el cual, abusando Google de su posición dominante, los fabricantes están «obligados» a posicionar según ciertas pautas los servicios y aplicaciones de Google en sus equipos para que sea «lo primero que vemos», por decirlo de algún modo.

De hecho, la situación llega hasta tal extremo que en los últimos teléfonos inteligentes como el Samsung Galaxy S5 o el HTC One M8 hemos visto como animación de inicio el texto «Powered by Android». Esto último es, tan solo, un pequeño detalle en relación con las condiciones a las que están «sometidos» los fabricantes. En cualquier caso, al comprar un terminal Android podemos ver que en la pantalla de inicio la mayor presencia se la llevan las aplicaciones y servicios de Google, es decir, su suite de aplicaciones y la barra de búsqueda.

cuerpo-android-ungry

Samsung, el fabricante que más podría ayudar a la Comisión Europea

Aunque estas líneas se salen de lo estrictamente oficial, Samsung es uno de los fabricantes que más interesados podrían estar en las nuevas medidas y movimientos que la Comisión Europea pueda llevar a cabo en este caso contra Google. Y es que, aunque la tensión se ha visto disminuida de forma notable, anteriormente, cuando Motorola estaba en manos de Google, hemos podido ver cómo Samsung comenzaba a tratar de distanciarse de Google y su sistema operativo Android, con el cual se ha alzado también como líder en tecnología de consumo. No obstante, el fabricante surcoreano tiene las cosas algo complicadas con Tizen OS, su sistema operativo móvil alternativo. Otra de las compañías especialmente interesadas en la demanda es Microsoft, la cual ya tomó su propia iniciativa contra Google y Android.