Cargadores y baterías lowcost, cuando lo barato sale caro

Cargadores y baterías lowcost, cuando lo barato sale caro

Carlos González

La alimentación de nuestros dispositivos móviles, en términos de hardware, es de lo poco que el fabricante deja en nuestras manos. Batería y cargador, y no en todos los modelos, es lo único que podemos modificar con total libertad y, aún así, no deberíamos hacerlo por varios motivos fundamentales.

Aunque ya son muchos los nuevos modelos de teléfono inteligente que han sido al mercado sin batería extraíble, también se mantienen en el mercado una gran mayoría de ellos que nos permiten sacar con facilidad la batería. Por otra parte, el cargador es un componente que siempre podemos «poner y quitar». Así pues, en ambos casos podemos sustituir estos componentes recién citados por otros diferentes. Pero, ¿es recomendable hacer uso de baterías y cargadores ajenos al fabricante de nuestro dispositivo?

htc12

«Cargadores baratos», un riesgo para el dispositivo y el usuario

Efectivamente, los cargadores originales, o los recomendados por los fabricantes, suelen alcanzar unos precios excesivamente altos. Tanto, que en ningún caso se puede ver justificado. Ahora bien, a diferencia de los conocidos como «cargadores baratos» o «cargadores chinos», significan una garantía de seguridad tanto para el usuario como para el teléfono inteligente o tableta que cargamos con él. Como podemos ver en la fotografía anterior, un sobrecalentamiento o cualquier otro tipo de incidente similar puede causar, incluso, explosiones o un incendio provocado por el equipo y sus componentes de hardware, algunos de ellos inflamables. Por otra parte, este tipo de cargadores suelen ir acompañados de ciclos de carga más duraderos y de menos calidad que pueden causar, por otra parte, un desgaste excesivo sobre la batería. Pero, ¿cuáles son las diferencias entre los cargadores oficiales y no oficiales.

cuerpo-galaxy-s4-batería

Baterías alternativas, ¿merece la pena el riesgo?

Por otra parte, las baterías alternativas a las originales pueden dar lugar al mismo tipo de problemas. Ahora bien, en favor de este tipo de baterías también hay que añadir que, en gran parte de los casos, podemos encontrarlas con capacidades superiores a las que el fabricante ofrece, lo que supone para el terminal una autonomía mayor y, en algunas situaciones, es lo que motiva la compra. En cualquier caso, el caso más reciente de una adolescente tejana -fotografía anterior- nos recuerda dos cosas: 1. Dormir con el teléfono bajo la almohada no es buena idea, 2. Las baterías «baratas», pueden salirnos muy caras.