La cuenta de Twitter Hidden Cash regala hoy dinero en Madrid y ha escondido 26 sobres

El millonario estadounidense Jason Buzi, que ya nos tiene «acostumbrados» a esconder dinero en diferentes ciudades, ha desembarcado ya en Madrid y ha colocado sus 26 primeros sobres con 50 euros -1300 euros en total-, de los cuales ya están siendo encontrados algunos.

Detrás de la cuenta de Twitter @HiddenCash se encuentra el millonario estadounidense Jason Buzi, el cual comenzó esta iniciativa tras firmar un importante acuerdo inmobiliario en San Francisco. Sus intenciones, según él mismo ha aclarado, sólo pasan por «poner una sonrisa en la cara de la gente». En cualquier caso, lleva ya repartidos más de 15000 euros y, en Madrid, ya ha colocado 26 sobres con un total de 1300 euros, cada uno de ellos con 50 euros en su interior. Y es que ayer algunos ciudadanos ya estaban alertados, puesto que Hidden Cash nos dejaba, tan solo, con un «Mañana Madrid».

Parque del Retiro: 1300 euros en 26 sobres de 50 euros

Por el momento ya han sido encontrados, al menos, 6 de los 26 sobres que Hidden Cash ha repartido por el Parque del Retiro en Madrid. Como adelantábamos, son un total de 1300 euros que han quedado «huérfanos» en Madrid y, de los cuales, al menos 300 ya han encontrado un nuevo «dueño». Para conseguir los 1000 euros restantes lo único que tenemos que hacer es, si podemos, acudir al Parque del Retiro en busca de uno de estos sobres, los cuales están escondidos por todo el Retiro. Una vez encontrado, es nuestro, y el propietario de la cuenta de Twitter sólo nos pide, y podemos o no cumplirlo, que le sigamos en Twitter y, además, que subamos una foto haciéndole mención cuando encontremos uno de sus sobres.

Un proyecto sin «intereses ocultos»

El proyecto Hidden Cash lleva ya repartidos más de 15000 euros, contando con estos 1300 euros escondidos en Madrid, de los cuales aún sólo ha sido encontrada una parte. Según Jason Buzi, la persona que se encuentra detrás de este proyecto, los intereses son realmente básicos. «No hay ninguna intención política, religiosa o económica» -dice-, sino «sólo el objetivo de poner una sonrisa en la cara de la gente». Y, aunque sin haber consultado a estas personas, seguro que más de uno agradecerá el alivio de 50 euros regalados.