Auto Depth Enhancer: ¿3D sin gafas?

Auto Depth Enhancer: ¿3D sin gafas?

Claudio Valero

¿Os imagináis la sensación de ver una película en tres dimensiones sin necesidad de gafas? Pues eso es lo que consigue la tecnología Auto Depth Enhancer, incluida en las últimas televisiones curvas UHD de Samsung. Os contamos todas las bondades de este avance.

La llegada de la tecnología 3D a los televisores provocó un gran entusiasmo en los usuarios, que iban a ver como las salas de cine se transportaban a su propio salón. Con sólo unas gafas, íbamos a poder disfrutar de este efecto sin problemas. La realidad es que, años más tarde, el 3D con gafas no ha terminado de despegar por diversas razones y ya no es un motivo decisivo a la hora de comprar un televisor.

Todo cambia cuando hablamos de la nueva tecnología Auto Depth Enhancer, incluida en los televisores UHD de Samsung. Esta gama de dispositivos incorpora una pantalla de diseño curvo que es capaz de crear una sensación envolvente y sumergir al espectador en la película. En este aspecto nos vamos a centrar en este artículo, ya que estos televisores pueden crear una sensación de profundidad aplicando distintos niveles de contraste a la imagen y lo más importante, sin necesidad de utilizar gafas 3D.

Auto-Depth-Enhancer-1

Así funciona Auto Depth Enhancer

Samsung define esta tecnología como un algoritmo inteligente que aumenta la sensación de profundidad, analizando los objetos y los términos en que se encuentran dentro de cada fotograma y los separa, resaltando y ajustando automáticamente el contraste entre ellos. A grandes rasgos, detecta los elementos en primer y segundo plano, para posteriormente modificar el contraste.

Se divide el encuadre en áreas diferentes, como son fondo, central y frontal y se analiza la similitud de luminosidad y color. Después de optimiza el contraste de cada área según hemos comentado. Así se crea una diferenciación entre ambos tipos de elementos y se crean imágenes más profundas, con una sensación de tres dimensiones.

Auto-Depth-Enhancer-2

Aunque no tan profundo como el 3D nativo, sí que mejora la experiencia a la hora de ver la televisión y ahorra los problemas de la tecnología actual. Además gracias al diseño curvo de la pantalla, permite una visualización más nítida desde todos los ángulos, incluso en los bordes de la imagen.

La funcionalidad explicada en este artículo es exclusiva de la serie HU8500, cuyo modelo de 65 pulgadas probamos hace unos días, dejándonos un sabor de boca inmejorable. Recordemos que esta gama cuenta con modelos de 78, 65 y 55 pulgadas, con resolución UHD y las tecnologías PurColour o Auto Depth Enhancer.

Artículo patrocinado