Apple ya tendría capacidad para proteger su iPhone 6 con zafiro

Apple ya tendría capacidad para proteger su iPhone 6 con zafiro

Carlos González

El zafiro es un material que, en contraste con los recubrimientos utilizados actualmente para la protección de pantallas en teléfonos inteligentes, aporta una dureza muy superior. Tanto, que la cantidad de materiales con que podría ser arañado queda reducida a diamante y poco más. La filtraciones apuntan a que, al fin, Apple habría alcanzado la capacidad de producción para dotar a su iPhone 6 de este recubrimiento.

Aunque en los últimos años se ha ido multiplicando la presencia del zafiro como material de protección en el campo de la tecnología de consumo, en realidad los fabricantes llevan valorando su incorporación mucho más tiempo. Sin embargo, trabajar con este material, el zafiro, es mucho más complicado y costoso de lo que resultan los materiales actuales. No obstante, según las últimas filtraciones, la compañía de Cupertino, gracias a su planta dedicada, habría alcanzado ya la capacidad de producción para dar al iPhone 6 una resistencia mucho mayor, al menos en lo referente a su pantalla.

Un iPhone 6 más grande necesita una protección mayor

Qué duda cabe en relación a esta cuestión, es obvio que los terminales con pantallas más grandes son más susceptibles de ser dañados, al menos este componente de hardware por la mayor superficie que ocupan en el dispositivo móvil. Así, teniendo en cuenta que de Apple se esperan dos nuevos iPhone 6 con pantallas de 4,7 y 5,5 pulgadas de diagonal respectivamente, encaja a la perfección el especial interés de Apple en utilizar zafiro como material para su protección.

Con el iPhone 5s parecía que «todo estaba inventado»

El iPhone 5s, teléfono inteligente de Apple correspondiente a la anterior generación -global, vigente en particular- introdujo importantes novedades en hardware como su chipset Apple A7 con arquitectura de 64 bits y coprocesador M7 entre muchos otros aspectos. Sin embargo, su apellido «s» tras la numeración nos indica que no es un «nuevo modelo» como tal, sino lo que en el sector de los automóviles se llamaría «restyling». Por lo tanto, generó confusión un avance tan significativo en un dispositivo casi «de transición».

De esta forma, cobran sentido datos filtrados y rumoreados como el crecimiento en la pantalla, las significativas mejoras en la tecnología para su módulo de cámara principal, el grosor tan limitado y, evidentemente, esta última información que apunta a que la pantalla de ambos iPhone 6 vendría protegida por zafiro.