La neutralidad de la red herida de muerte: un paso más para el Internet de dos velocidades

La Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos ha aprobado hoy la propuesta que podría alterar de forma negativa la forma en que los consumidores utilizamos Internet, abriendo la posibilidad a los proveedores pagar para ofrecer ancho de banda prioritario lo que provocaría un Internet de dos velocidades.

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de Estados Unidos ha celebrado hoy la reunión que tenía prevista para debatir la propuesta de permitir a los proveedores de servicios de Internet pagar por ancho de banda prioritario, propuesta que amenaza directamente a la neutralidad de la red. La votación ha finalizado con 3 votos a favor y 2 en contra, por lo que se aprueba la propuesta que podría alterar negativamente la forma en que utilizamos Internet. Este plan podría provocar una nueva economía en la web porque, por ejemplo, un proveedor como Verizon podría cobrar a un servicio web como Netflix para garantizarle que la conexión sea de calidad e ininterrumpida.

fcc-comisionados

Un paso más hacia el final de la neutralidad de la red

La aprobación de esta propuesta no significa que se vaya a cumplir inmediatamente, pero si es un paso importante hacia adelante en una idea controvertida que ha provocado una gran oposición de los defensores de los consumidores así como de grandes empresas tecnológicas. Incluso alguno de los comisionados expresó sus dudas sobre esta propuesta y sobre cómo se había manejado considerando que se debería de haber hecho de otra forma. Recordemos que esta propuesta provocaría que las empresas más pequeñas con menor poder económico no podría permitirse el lujo de pagar por una conexión más rápida y tendrían más obstáculos frente a rivales más grandes. Los consumidores también se verían afectados, ya que el precio de los servicios podría aumentar dado que las compañías estarían pagando costes extra por ofrecer un mejor servicio.

Medidas para garantizar la justicia

El presidente de la FCC, Tom Wheeler, señaló que, aunque pueda parecer otra cosa, el plan de la Comisión quiere proteger la neutralidad de la red y prometió una serie de medidas para garantizar que las nuevas prácticas que permiten a las compañías de telecomunicaciones pagar por priorizar el tráfico se realicen de manera justa y no perjudiquen a los consumidores. Para ello, dicen que han desarrollado un “proceso de resolución de disputas múltiple”. Pero los defensores de los consumidores dudan que la FCC pueda cumplir de manera efectiva las prácticas anticompetitivas o garantizar que los consumidores no se vean afectados. Al menos una de las propuestas ha sentado bien entre los defensores de los consumidores, los cuales aplaudieron la cuestión de la FCC al Gobierno sobre considerar Internet como un servicio público como el servicio telefónico, lo que permitiría una mayor supervisión por parte de la Comisión.

La siguiente fase en cuatro meses

La siguiente fase será dentro de cuatro meses a partir del periodo de sugerencias de los ciudadanos. En esta segunda votación, los comisionados están obligados a tener en cuenta la opinión pública antes de decidir si adoptan definitivamente estas nuevas reglas y el Internet pasa a tener dos velocidades. Esta propuesta ha provocado un gran enfrentamiento entre grandes empresas tecnológicas y los proveedores como Verizon o AT&T, ya que estas compañías argumentan que sin poder cobrar a las empresas tecnológicas para tener conexiones de mayor velocidad, no estarán en condiciones de invertir en mejores conexiones para los consumidores y la innovación quedará estancada. Ahora toca esperar y ver si dentro de cuatro meses se aprueba definitivamente lo que sería la muerte de la neutralidad de la red.

Noticias relacionadas