Microsoft explica las razones del cambio de interfaz en Windows 8

Microsoft explica las razones del cambio de interfaz en Windows 8

Lucas Cruz

Uno de los diseñadores encargados en su día de diseñar la interfaz Metro en Windows 8, explica las razones que llevaron a Microsoft a tomar esta decisión, una decisión que transcurridos 15 meses desde su lanzamiento, no ha conseguido convencer a los usuarios.

El pasado mes de octubre de 2012 veía la luz la nueva versión de Windows. Desde SoftZone nos cuentan como muchos de los usuarios, que estaban satisfechos con el funcionamiento y la interfaz de Windows 7 no han acabado de entender, más de un año después, el porqué de un cambio tan radical. Microsoft por medio del diseñador Jacob Miller, se ha encargado ahora de explicar algunos de los motivos que les llevaron a crear Metro UI.

Jacob Miller, diseñador UX de Microsoft que trabajó hace un tiempo en el desarrollo de Windows 8, comenzaba explicando la razón principal que llevó a Microsoft a crear Metro como interfaz predeterminada: estaba principalmente pensada para usuarios casuales, una decisión que a la larga parece que no ha tenido los resultados esperados. Las ventas de Windows 8 comparadas con su antecesor se han reducido de 300 a 200 millones de copias en los primeros 15 meses, en parte gracias a la baja aceptación de dicha interfaz de usuario.

Microsoft-to-have-10000-Windows-8-apps-1Continuaba Miller explicando, como estos usuarios casuales, entre los que se encontraban “analfabetos informáticos, hermanos menores, personas de avanzada edad o la madre que busca recetas de cocina” son usuarios con menos conocimientos normalmente consumidores de contenido que encontrarían ante sí una interfaz más fácil, intuitiva y visual.

En un segundo plano quedaron los usuarios más avanzados, y este quizá, ha sido el error que al final ha condenado a Windows 8 a constantes críticas. Según Miller, estos usuarios con mayores conocimientos informáticos seguirían teniendo el escritorio tradicional como en anteriores versiones. Apunta que la idea de colocar Metro como interfaz opcional o secundaria fue desechada ya que reduciría el impacto que pretendía tener sobre los usuarios consumidores de contenido, a los que confundiría, sin embargo, creían que los usuarios más avanzados no tendrían problemas a la hora de seguir utilizando el escritorio tradicional.

«Windows 9 será otra vez un gran sistema operativo como lo fue Windows 7»

A la vista está que se equivocaban y en parte acaba reconociéndolo ratificando que Windows 8 dista mucho de ser perfecto debido a que era la primera vez que Microsoft creaba algo así aunque no niega que cree que fue una buena decisión y que Metro mejorará en próximas versiones, una vez que los usuarios se acostumbren, Windows 9 puede volver a ser un sistema que guste a la gran mayoría.

El paso dado por Microsoft apunta en una dirección en la que seguirán caminando las futuras versiones del sistema operativo, adaptando diferentes interfaces, diferentes escritorios a los diferentes tipos de usuario que utilizan Windows a día de hoy. Facilitando el uso y la adaptación de toda clase de personas que encienden un ordenador para realizar tareas totalmente distintas.