Apple patenta una nueva transferencia óptica con velocidades de varios Tbps

La fibra óptica ha revolucionado en la última década los servicios de telecomunicaciones en cientos de millones de hogares en todo el mundo. Actualmente, el FTTH alcanza velocidades de 1 Gbps con la tecnología GPON, pero poco a poco se está expandiendo el uso de los 10 Gbps con XGS-PON. Los centros de datos y puntos de intercambio alcanzan cifras aún mayores, y una interesante patente de Apple podría hacer que esa velocidad crezca aún más.

Utilizar cables de fibra óptica frente a los cables tradicionales de cobre tiene muchas ventajas, y no sólo para Internet. Con la fibra óptica la latencia es mucho menor, y se pueden cubrir distancias de varios kilómetros sin pérdida apreciable de calidad. Además, son inmunes a interferencias.

Transmisión inalámbrica de Apple por vía óptica

La transferencia de datos óptica por cable funciona muy bien, pero por vía inalámbrica presenta más problemas, ya que es muy sensible a la alineación del emisor y el receptor. Por ello, Apple ha patentado un nuevo sistema que busca resolver ese problema, logrando alcanzar velocidades de varios terabits por segundo.

En la patente, Apple explica detalladamente el problema de las comunicaciones ópticas inalámbricas. Mientras que dos sistemas fijos perfectamente alineados pueden alcanzar altas velocidades, hacerlo en un dispositivo portátil que no para de cambiar de ubicación se vuelve imposible, teniendo que usar ondas electromagnéticas para ello.

Por ello, Apple ha creado un sistema que tiene lentes orientables en cada extremo, de manera que cuando un dispositivo cambie de posición, éste se alinea lo antes posible para volver a alcanzar la máxima velocidad. Esta lente orientable está encima de un diodo láser en el dispositivo emisor. Ese láser se envía al dispositivo de destino, que tiene un diodo fotosensible. Cuando le llega el láser, se detecta, y por tanto la lente en ambas partes sabrá que tiene que dejar de moverse.

Permite alcanzar cifras de varios Tbps

Apple afirma que este sistema no sólo permitirá llevar a cabo comunicaciones mucho más rápidas que las actuales, sino que también serían más seguras porque la proximidad y el alineamiento en ambos casos es muy preciso y no todos los dispositivos pueden acceder a emitir o recibir esas señales, mejorando la seguridad de sistemas inalámbricos actuales como el WiFi, el NFC o el Bluetooth. Con este sistema, es posible alcanzar cifras de decenas de Gbps, e incluso alcanzar cifras de varios Tbps.

apple patente laser

En la patente, Apple utiliza como ejemplo un móvil y un iMac, los cuales podrían incorporar los módulos de comunicación óptica para enviarse datos entre sí a alta velocidad. Como vemos, podríamos estar ante un nuevo sistema de comunicación inalámbrica que podríamos utilizar en nuestros dispositivos. Al ser de momento una patente, no es de esperar que llegue a un dispositivo comercial como mínimo en varios años mientras se desarrolla y prueba la tecnología. En la mayoría de ocasiones, estas patentes no llegan tampoco a dispositivos comerciales.