Sony, muy preocupada por los problemas de temperatura de PS5

Sony, muy preocupada por los problemas de temperatura de PS5

Alberto García

Si algo destaca de los nuevos procesadores de AMD es que son muy calientes. Microsoft previó esto, e introdujo un sistema de refrigeración bastante inteligente y novedoso que expulsa el calor por la parte superior gracias a su ventilador de 130 mm. Sin embargo, la solución de Sony en PS5 parece estar presentándoles graves problemas.

Así lo ha afirmado Daniel Rubino, editor de Windows Central, recogiendo las declaraciones de alguien que ha podido hablar con varios desarrolladores de juegos para PS5. Los problemas de temperatura son algo que se llevan rumoreando un par de meses, y que la propia Sony confirmó indirectamente en la presentación de las características técnicas, ya que dicen que la consola no funcionará siempre a la máxima frecuencia tanto en procesador como en tarjeta gráfica, donde la frecuencia de ambas partes disminuirá si se excede la temperatura.

FUD or legit concerns about Sony’s PlayStation 5 having issues?

Anyone following this stuff, talking to game devs and people in-the-know have been hearing similar rumblings for months now. This just summarize it well.

Sony may have overshot (and underestimated) Microsoft. pic.twitter.com/geUAsE4oBB

— Daniel Rubino (@Daniel_Rubino) April 2, 2020

En la conferencia para desarrolladores, muchos nos quedamos con ganas de ver el aspecto real de la consola. La compañía tiene mucha presión para mostrarlo tras haberlo hecho Microsoft, pero el motivo por el que no lo habrían mostrado es porque incluso no lo tendrían ni finalizado porque no son capaces de mantener estables las frecuencias. Parte de la culpa la tendría la alta frecuencia que le han puesto a la tarjeta gráfica (2,23 GHz), con el fin de compensar el tener menos Compute Units que Xbox Series X (36 frente a 52). Además, el SSD tiene también problemas de temperatura, lo cual suele ser común en las unidades en formato M.2.

Sony estaría pensando en cambiar el diseño de la consola

El problema base es que Sony podría no haberse dado cuenta de que era necesario un cambio en el factor de forma para adaptarse a las necesidades de temperatura de los nuevos chips, tal y como ha hecho Microsoft con Xbox Series X. El problema es que si le ponen un diseño de torre, se dirá que han copiado a Microsoft.

Tampoco se han visto todavía juegos ejecutándose porque, debido a la frecuencia variable, los desarrolladores no saben qué rendimiento va a ofrecer la consola de manera estable como para ajustar el aspecto o los gráficos para que rindan bien, por lo que no quieren mostrar capturas de los kits de desarrollo por si no coinciden con la versión final de la consola.

Además, afirma que Sony estaría esperando lanzar un rediseño dos años después del modelo inicial que solucionase los problemas de temperatura en forma de una PS5 Slim. La solución es esa o retrasar la consola 6 o 12 meses para solucionar los problemas de temperatura, aunque pierdan algo de ventaja con respecto a Microsoft. La batalla entre Xbox Series X y PS5 podría, por tanto, retrasarse.