Windows 95 en tu smartwatch ¿la peor mezcla de la historia?

Windows 95 en tu smartwatch ¿la peor mezcla de la historia?

Carlos González

Windows 95, que pronto cumplirá 20 años desde que fuese lanzado, es uno de los sistemas operativos de escritorio más populares de la compañía de Redmond, Microsoft. Fuera de su época y su ámbito, han logrado introducirlo en un reloj inteligente de Samsung, el Samsung Gear Live.

¿Quién dijo que el potencial de los dispositivos wearables de muñeca no era amplio? Sea o no sea útil, han conseguido llevar el sistema operativo de escritorio de Microsoft, en su versión Windows 95, a uno de los relojes inteligentes más recientes de la compañía surcoreana líder en tecnología de consumo, Samsung. Como podemos ver en el vídeo que os dejamos a continuación, han logrado que un Samsung Gear Live termine cargando Windows 95 en una versión completa, a través de una aplicación de emulación. Ahora bien, el resultado no ha sido el que, quizá, habría gustado a los más «geek».

El manejo del sistema operativo y la navegación por el mismo mediante la interacción táctil permite desenvolverse por el sistema de forma sencilla e intuitiva y, además, sin demasiados problemas. Ahora bien, además de que la pantalla es excesivamente pequeña para poder utilizar un sistema operativo como Windows 95, nos encontramos con ciertos problemas para la utilización de cualquier aplicación. Estamos hablando de un «experimento» en el que, evidentemente, no todo podría funcionar a la perfección, menos aún cuando el emulador no permite configurar los parámetros de la «máquina virtual», especialmente gestionar la memoria RAM para la emulación. Dado este problema, la carga de cualquier programa sobre Windows 95 se hace imposible. Ahora bien… funcionar, Windows 95 funciona en un reloj inteligente.

El Samsung Gear Live no es una excepción, sino que todos los relojes inteligentes con sistema operativo Android Wear pueden emular Windows 95, al igual que es posible -con controles bastante más avanzados- con un equipo Android. No obstante, por el momento parece que la utilidad es inexistente, más allá de servirnos como mero experimento y, simplemente, para «presumir» de llevar Windows 95 en la muñeca. Ahora bien, parece que poca utilidad podría tener a estas alturas, aunque funcionase correctamente en relojes inteligentes, el sistema operativo Windows 95.