¿Nueva oportunidad para el cable de Vodafone? Hacen volar el HFC a 4 Gbps

El HFC en España cuenta actualmente con tecnología DOCSIS 3.0 y 3.1. Operadores como Vodafone ofrecen velocidades de 1 Gbps de bajada y 300 Mbps de subida con esta tecnología. Si bien no se alcanza la simetría que sí encontramos con la fibra, el cable ha conseguido mantener el tipo ante el FTTH. Sin embargo, con la llega de la fibra XGS-PON de 10 Gbps, el HFC tiene poco que hacer. O al menos eso parecía.

Comcast es uno de los mayores operadores de Estados Unidos. Allí tiene una tupida red de cable que, aunque están modernizando poco a poco a FTTH, sigue utilizando la infraestructura antigua en decenas de millones de hogares. De hecho, el 85% de los hogares de Estados Unidos tienen cobertura de HFC. Por ello, el operador es uno de los principales interesados en que la tecnología DOCSIS 4.0 avance lo más rápido posible.

DOCSIS 4.0: hasta 4 Gbps de velocidad

El operador se encuentra probando actualmente un prototipo de módem de 10 Gbps. En las pruebas de laboratorio que están haciendo en la actualidad, la compañía ha conseguido alcanzar velocidades superiores a 4 Gbps tanto de subida como de bajada. Ya en octubre afirmaban haber tenido éxito probando una conexión virtualizada de cable con DOCSIS 4.0, y ahora están haciendo las primeras pruebas reales.

En abril de 2021, consiguieron alcanzar velocidades de 1,25 Gbps de bajada y subida usando virtualización y la última tecnología DOCSIS. Poco a poco van avanzando a la hora de intentar alcanzar velocidades de 10 Gbps para mantenerse competitivos.

El problema es que el HFC tiene los días contados. En España, operadores como MásMóvil están sustituyendo toda la red de HFC de Euskaltel, R y Telecable, cambiándola por FTTH. Con ello, consiguen mayores velocidades, mejor escalabilidad en el futuro, menor consumo energético y un menor coste de operación. Es por ello que el número de clientes con HFC va a seguir cayendo con el paso de los años, al menos en España.

El HFC va a ir desapareciendo de España

Así, en España hemos tenido la «suerte» de que el despliegue de HFC no es tan grande como el de Estados Unidos. Esto ha permitido dar el salto directamente del ADSL a la fibra óptica en la mayor parte de la población, aunque todavía en España hay 1,96 millones de líneas con HFC a fecha de octubre de 2021, que son unas 220.000 líneas menos de las que había en octubre de 2020.

Con DOCSIS 4.0 Full Duplex, la utilización del espectro de red es mucho más eficiente que con los estándares anteriores, por lo que es posible aumentar la velocidad de subida sin que se vea perjudicada la de bajada. Según las pruebas de laboratorio llevadas a cabo en marzo de 2020, la tecnología debería poder alcanzar los 10 Gbps de bajada y 6 Gbps de subida. Esas cifras son el doble de rápidas en bajada y cuatro veces más rápidas en subida con respecto a DOCSIS 3.1. Vodafone está introduciendo en España actualmente DOCSIS 3.1, con velocidades de hasta 3 Gbps de bajada y 1 Gbps de subida en modalidad High Split.