Vodafone anuncia un ERE para el 12% de la plantilla

Nuevo ERE en Vodafone. El operador ya llevó a cabo un ERE en abril de 2019, donde hubo 916 salidas entre despidos, bajas voluntarias (496) y prejubilaciones (82). Ahora, el operador ha anunciado un nuevo ERE, que por desgracia no es el primero que anuncia una operadora en 2021.

El nuevo ERE de Vodafone se saldará con la salida de 515 empleados, la mayoría de los cuales se encuentran en las áreas comerciales y de marketing. El operador acusa la gran competencia que está viviendo el sector de las telecomunicaciones en los últimos años, y por ello han tomado la decisión de llevar a cabo despidos en áreas que no sean imprescindibles para la operativa del grupo.

515 empleados, el 12,2% de la plantilla

A finales del último ejercicio, el operador contaba con 4.210 empleados, por lo que el despido de 515 de ellos supone una reducción de en torno al 12,2% de la plantilla. Vodafone ha convocado a los empleados para tratar el despido colectivo a partir de finales de septiembre, en un proceso que durará un mes. El operador afirma que quiera abordar la negociación con el objetivo de lograr el mejor acuerdo posible tanto para los empleados como para la empresa.

La intensa competitividad en precios y la tendencia hacia las tarifas low cost en España ha reducido significativamente los ingresos de los operadores, y por tanto ha afectado negativamente a los márgenes. Por ello, el operador inició su programa de reposicionamiento con el que buscan ser más competitivos, donde encontramos tarifas agresivas de Vodafone, con promociones que las dejan en precios muy bajos durante los primeros meses en sólo fibra, sólo móvil y en modalidades convergentes.

Creará nuevos empleos en su centro de I+D+i

El operador, a su vez, va a crear nuevos empleos en su Centro de Excelencia de I+D+i del Grupo Vodafone, ubicado en Málaga, y que contará con más de 600 empleos altamente cualificados y especializados. Por ello, vemos claramente un giro más hacia los aspectos técnicos y especializados frente a las áreas comerciales. Además, a finales de 2020 firmó un convenio con su plantilla en el que iban a aumentar entre un 1 y un 2,5% su salario en función del cumplimiento de objetivos de cara. El convenio tiene validez hasta finales de 2022.

El operador tuvo unos ingresos de 4.166 millones de euros en 2020, lo que supone una caída del 3% con respecto al año anterior. Entre abril y junio de este año, que es el último periodo disponible de resultados, aumentaron un 0,8% sus ingresos interanuales, aunque hay que tener en cuenta que el periodo del año anterior se vio afectado por la pandemia y la paralización de las portabilidades durante el confinamiento.

Orange ya anunció también un ERE en junio, el cual afectó a 400 personas en lugar de las 485 que el operador anunció en un principio. Por ello, puede que la cifra de 515 empleados de Vodafone se vea ligeramente reducida al final del proceso, pero no se alejará mucho por desgracia.