Binance, la plataforma de criptomonedas, bajo investigación

Binance es uno de los mayores portales de intercambio de criptomonedas del mundo, y el mayor de Estados Unidos. Junto a Coinbase, es de los pocos exchanges que permite intercambiar directamente moneda fiat por criptomonedas, ofreciendo además la posibilidad de comprar y vender un enorme listado de criptomonedas. Sin embargo, ahora la plataforma se acaba de encontrar con un gran obstáculo: una investigación por actividad ilícita.

La investigación será llevada a cabo por el Departamento de Justicia y el Servicio de Impuestos Internos de Estados Unidos (IRS, el equivalente a Hacienda allí). Los agentes gubernamentales habrían detectado blanqueo de dinero y evasión de impuestos, por lo que han solicitado información sobre su operativa.

Relacionan a Binance con actividad criminal

Binance lleva sólo cuatro años operando desde su fundación en 2017, pero la plataforma empezó a ganar popularidad rápidamente por su gran funcionamiento y gran cantidad de criptomonedas disponibles. La empresa está registrada en las Islas Caimán, y aunque tienen una oficina en Singapur, afirman que no tienen una sede como tal.

Gracias a ello, han conseguido evitar inspecciones en detalle por parte de países como Estados Unidos. Sin embargo, la empresa de analítica forense de blockchain, Chainalysis Inc, detectó el año pasado que, de todos los portales de criptomonedas, Binance era el que más dinero procesaba relacionado con actividad criminal.

script minado criptomonades mediaget

Desde Binance afirman que siempre han cumplido la ley y que se ayudan a las autoridades siempre que éstas les piden información. Además, cuentan con medidas para prevenir el blanqueo de capitales y herramientas para que las instituciones financieras detecten y bloqueen cualquier actividad sospechosa.

Desde Estados Unidos llevan un tiempo preocupados por la actividad relacionada con las criptomonedas y el posible uso que se está haciendo de ellas para realizar transacciones ilegales, incluyendo robos, compraventa de drogas, financiación de grupos terroristas, y para evadir el pago de impuestos ocultando bienes y propiedades.

Podrían pedir datos de transacciones de los usuarios

Un ejemplo reciente del uso que preocupa a las autoridades es el hackeo de Colonial Pipeline del que hablamos esta semana, donde los ordenadores de la empresa fueron cifrados mediante ransomware, y se les exigía el pago de 5 millones de dólares para desbloquearlos y que no se filtrasen datos. Finalmente, han cedido y han pagado el dinero en criptomonedas, lo que va a hacer complicado su rastreo. Con criptomonedas como Monero es posible borrar por completo el rastro de una transacción, de manera que cualquier persona puede posteriormente evitar persecución legal.

Este tipo de dudas son las que han evitado que las criptomonedas hayan ido expandiéndose al mismo nivel de las monedas fiat, a pesar de que en Wall Street haya cada vez más instrumentos financieros relacionados con la inversión de las criptomonedas. No sabemos hasta qué punto van a llegar a investigar a Binance, pero es posible que pidan registros de transacciones y carteras de los usuarios en el portal de intercambio, de manera que puedan cotejar luego esos datos con los que tienen y ver si, efectivamente, hay usuarios que no han hecho la declaración de criptomonedas correctamente y han usado la plataforma para evadir impuestos.