Pronto vas a perder una forma de pagar con tarjeta

Actualmente, las tarjetas bancarias son el método más cómodo para realizar pagos. Para ello, los métodos más usados son mediante NFC, o mediante el chip que integran. El pago mediante NFC arrancó con 20 euros como límite sin tener que introducir el PIN, aumentando a 50 durante la pandemia para evitar tener que tocar el teclado en la medida de lo posible. Sin embargo, tu tarjeta tiene un tercer método de pago que va a desaparecer en los próximos años.

Así lo ha anunciado Mastercard, que empezará a dejar de ofrecer tarjetas bancarias con banda magnética a partir de 2024, y espera que ya no exista ninguna tarjeta con banda magnética para el año 2033. La desaparición comenzará en Europa en 2024 con las nuevas tarjetas que vayan ofreciendo los bancos, mientras que en Estados Unidos será a partir de 2027 cuando no sea necesario que haya nuevas tarjetas con banda magnética.

Empezará a desaparecer en 2024 en Europa

Para el año 2029, ninguna tarjeta nueva de Mastercard de crédito o débito tendrá banda magnética, exceptuando algunas tarjetas de prepago. Así, para 2033, todas las tarjetas con banda magnética habrán desaparecido.

La banda magnética es algo que probablemente lleves años sin usar desde la introducción del chip y del NFC. Sin embargo, hay algunas empresas que todavía dependen de la banda magnética como medio de pago, de ahí que Mastercard haya decidido dar un amplio margen de maniobra para que estas empresas vayan adaptándose a medios de pago más modernos.

tarjeta de mastercard sin banda magnética

La banda magnética se desarrolló en la década de 1960 por IBM, y en ella se incluían los datos de la tarjeta para verificar a los compradores. Este sistema, sin embargo, se ha demostrado inseguro en multitud de ocasiones, ya que se puede usar para realizar duplicados si la tarjeta cae en manos de ladrones o la pasamos por una terminal maliciosa. Gracias a su desaparición, pagar con tarjeta será algo más seguro.

El chip y el NFC, los medios de pago dominantes

Este anticuado método de pago está cada vez más en desuso. El método preferido por los usuarios en Estados Unidos es el chip, ya que mezcla fiabilidad, seguridad y comodidad, al tener que introducir la tarjeta y poner el PIN para realizar un pago. Le sigue muy de cerca el NFC, ya sea mediante la propia tarjeta o con otros dispositivos como el pago con móvil o un reloj inteligente. Sólo el 11% de los encuestados prefiere la banda magnética, cayendo a un 9% entre los que han experimentado el pago sin contacto.

Así, en la actualidad tenemos tres métodos de pago, y a partir de 2024 vamos a tener sólo dos. No obstante, es posible que en ese espacio de tiempo aparezcan nuevos formatos de pago que hagan uso de la identificación biométrica. Así, podríamos ver la llegada de tarjetas bancarias con lectores de huella, ya que la propia Mastercard está colaborando con Samsung desde marzo en una tarjeta biométrica con lector de huellas en Corea del Sur. Estas tarjetas no requieren de PIN ni firma, y también tienen la ventaja de que no requieren de nuevos terminales de pago, pudiendo usarlas en los actuales.

Fuente > ZDNet

¡Sé el primero en comentar!