Aumentan los temores sobre los proyectos de Internet de SpaceX y Oneweb por la basura espacial

Ciencia

El proyecto para ofrecer Internet a todo el mundo desde los satélites de SpaceX, conocido también como Starlink, busca desplegar una constelación de más de 4.000 satélites en los próximos años. Sin embargo, no a todo el mundo le parecen buenas noticias y varios Algunos senadores de Estados Unidos han aumentado los temores sobre la basura espacial que se podría generar con el despliegue de esta ingente cantidad de satélites en la órbita terrestre.

El proceso de despliegue de los satélites por parte de SpaceX tendrá una duración de 5 años hasta el 2024. En ese momento, tendremos 4.425 satélites operacionales en altitudes entre 1100 kilómetros y 1325 kilómetros. A todo esto, tenemos que sumar 7.500 satélites adicionales operando más cerca de la Tierra.

Tampoco podemos olvidar el proyecto OneWeb que promete algo similar con casi 700 satélites en órbita en los próximos años. OneWeb, que cuenta con el apoyo de Virgin, Qualcomm o Coca Cola y unos fondos totales de 2.000 millones de dólares. La idea de ambos proyectos es situar los satélites en órbita baja a menos de 2.000 kilómetros de la superficie.

OneWeb no ha dado cifras precisas, pero sí sabemos que Starlink de SpaceX promete conexiones de 1 Gbps con una latencia menor de 25 ms. Esto no tendría nada que envidiar a las conexiones de fibra, sobre todo en zonas donde su despliegue tardará más años en llegar o directamente no lo hará nunca.

Miedo a la basura espacial

Pese a lo bonito que suena todo, hay quien no termina de verlo demasiado claro. Dos senadores norteamericanos han pedido a la FCC colaboración para evitar la basura espacial que se puede crear con el lanzamiento de todos estos proyectos. Para ello, quieren coordinarse con la National Aeronautics and Space Administration (NASA) y la Federal Aviation Administration (FAA) para crear políticas de actuación contra la basura espacial.

En estos momentos, hasta 1400 satélites en funcionamiento orbitan la Tierra junto con otros que no funcionan haciendo un total de 5000. Si contamos que Space X quiere poner en el cielo 4425 y otros 7500, junto a los 720 de OneWeb o los hasta 3000 de Boeing, vemos que la cifra multiplica varias veces la que tenemos en la actualidad.

Esto ha generado temor a “una potencial cascada de colisiones” en el espacio que crearía muchos problemas, además de generar una importante cantidad de basura espacial. Ahora tocan establecer las medidas para que todos los satélites nuevos “puedan vivir en paz”.

Escrito por Claudio Valero

Fuente > arstechnica

Continúa leyendo
  • daniel s

    Parece ser que a ciertas operadoras no les gusta el proyecto jajjaja , y cuál basura espacial si los cohetes que lanzan son reutilizables y fácilmente se le podrá programar a los salones para cuando cumplan su vida útil se auto impulsen a la tierra y así se destruyan .