Ya puedes probar WhatsApp multidispositivo: úsalo en el PC sin móvil

Tal y como confirmaron Mark Zuckerberg y Will Cathcart hace unas semanas, la función de usar WhatsApp en otros dispositivos distintos al móvil sin que éste tenga conexión a Internet ya está empezando a llegar a los usuarios. Te explicamos en qué consiste la función, cómo funciona, y qué hay que hacer para poder utilizarla.

Desde hoy, los usuarios de la beta de iOS y Android ya pueden apuntarse para poder usar la función de WhatsApp multidispositivo, donde podemos usar WhatsApp en dos móviles, en un ordenador, tablet, etc, con un límite de hasta cuatro dispositivos. El problema es que la función no está llegando por igual a todos los usuarios de la beta, y es cuestión de suerte que podamos participar en ella.

Ya disponible para usuarios de la beta de WhatsApp

Para comprobar si podemos participar en el acceso adelantado de la función, tenemos que ir a la app de WhatsApp y darle a los tres puntitos en la parte superior derecha. Ahí, vamos a Dispositivos vinculados, y nos debería salir una sección que nos permite probar la beta de multidispositivo. Si no nos aparece, tendremos que esperar unos días o semanas a que se habilite. Si te sale, puedes darle sin miedo, ya que luego puedes salirte y volver a usarlo como hasta la fecha. Eso sí, tendrás que sincronizar de nuevo todos tus dispositivos.

Si te unes, y te metes en WhatsApp Web o Desktop, pasarás a usar la nueva versión beta de ambos. Una vez estés logueado, podrás apagar el móvil o ponerlo en modo avión, y comprobar cómo puedes seguir hablando por WhatsApp sin que el móvil tenga que tener conexión a Internet. Puede que haya algunos problemas para hablar con algunos usuarios, pero tan sólo tienen que actualizar su aplicación a la última estable. Con eso, ya tendrán habilitado el poder recibir mensajes de personas que tengan habilitado el multidispositivo en la beta, aunque ellos no puedan usarlo.

Sería lógico pensar que los mensajes se almacenan en la nube, como hace Telegram para sincronizar contenido entre dispositivos. Sin embargo, WhatsApp no almacena nada en sus servidores, sino que todos los mensajes que recibamos se envían a los dispositivos vinculados. Al crear una nueva sesión, el historial de chat se transfiere del móvil a los dispositivos vinculados, en un proceso totalmente cifrado.

Sincronización entre dispositivos para casi todo

Cuando este proceso se completa, todas las claves de cifrado se eliminan del nuevo dispositivo, y los mensajes se guardan en una base de datos local. Así, todo lo que hagamos seguirá estando cifrado de extremo a extremo. El sistema de sincronización seguirá siendo con códigos QR de WhatsApp, además de estar disponible la verificación biométrica para garantizar que somos nosotros quienes estamos vinculando un dispositivo nuevo.

Para ello, WhatsApp establece una serie de claves que dependen todas del dispositivo principal, y donde todos los mensajes se cifran con esas claves y pueden ser leídos por todas las sesiones que tengamos abiertas. WhatsApp utilizará varios mecanismos de protección para evitar que alguien añada dispositivos sin que nos demos cuenta. Lo que hagamos en un dispositivo, se sincronizará en otro, como anclar un chat en la parte superior. Sin embargo, hay una excepción: si borramos un chat de un dispositivo, no se eliminará de los otros.

Los dispositivos vinculados se eliminan automáticamente después de 14 días de inactividad por motivos de seguridad, por lo que tendremos que tener cuidado y usarlo con frecuencia en los dispositivos. Algunas funcionalidades pueden presentar problemas al usarlas, ya que se trata todavía de una versión beta. Esos fallos irán arreglándose en futuras actualizaciones.