Cambios del algoritmo de Google a través de los años

Nos encontramos sumidos en la era de los algoritmos. Ya no decidimos nosotros, nuestros clientes o nuestra audiencia. Todo queda en manos de la inteligencia artificial que indexa, estudia y comprende qué es y qué no es contenido de calidad para responder de una forma óptima a las consultas, preferencia y gustos de los usuarios en el buscador más importante de todos los tiempos: Google.

Los negocios online se han disparado tras la pandemia y todo empresario quiere posicionarse bien en Google para aumentar su tráfico de visitas y ventas. Muchos acaban de crear la página web de su negocio y Google aún no los encuentra, y por consiguiente no los muestra en sus búsquedas. Pero tranquilos, hay formas de conseguir que nuestra web aparezca más rápido en Google. Durante estos años otro de los imprescindibles para todos los negocios ha sido que su empresa aparezca en Google Maps. Los cambios en el algoritmo de Google afectan al posicionamiento y trastocan los planes de marketing online de muchas empresas que no pueden dejar de adaptarse y reinventarse constantemente para que Google los muestra entre sus primeras posiciones de búsqueda.

Inicios del algoritmo de Google

El primero de los algoritmos de Google fue PageRank. Los fundadores de Google, Larry Page y Sergey Brin lo desarrollaron a finales de los años 90 con el fin de averiguar la importancia de una web mediante los links que recibían otras páginas. El prototipo inicial del motor de búsqueda de Google se publicó en 1998. El primer gran cambio llegó en 2003 con Florida cuyo objetivo fue penalizar a las páginas web que abusaban del spam y de las palabras clave. El comienzo del SEO no había hecho más que empezar. Un año más tarde, en 2004, llegó Austin para penalizar el uso de enlaces falsos.

En 2007 con la llegada del algoritmo Universal Search Google quiso lograr que los motores de búsqueda de Google no solamente encontrasen textos, sino también imágenes, videos o gráficos, en definitiva, todo lo que pudiera encontrarse en la web y fuera susceptible de ser ordenado e indexado. En los próximos años llegaron algoritmos como Google Suggest o Caffeine que ofrecieron a los usuarios alternativas a la búsqueda principal y mayor velocidad en las búsquedas respectivamente.

Algoritmos desde 2011 hasta hoy

Si echamos la vista 10 años atrás, los algoritmos de Google han ido cambiando constantemente para hacer frente a malas prácticas por parte de los usuarios para lograr que sus páginas web tuviesen un buen posicionamiento en el buscador. Estos son los cambios de algoritmo más relevantes.

Panda

Antes de 2011 posicionar una web era relativamente sencillo utilizando prácticas que ahora mismo harían saltar todas las alarmas de Google. En esta época el hecho de repetir la keyword principal a lo largo del texto cuantas más veces mejor lograba un buen posicionamiento. Con la llegada de Google Panda se dejó de priorizar la cantidad y se optó por premiar la calidad. Este cambio penalizó a webs con escaso contenido sin valor y a webs que duplicaban contenido sin ton ni son. En este punto comenzó a priorizarse el SEO de las páginas, lo que es conocido como el linkbuilding interno, trabajo que se sigue haciendo en la actualidad.

Algoritmo Panda de Google

Penguin

Con Google Penguin se acabó el colocar enlaces entrantes a una web sin hacer hincapié en la calidad de los mismos. Este cambió acabó con las granjas de links y el spam web. Comenzó entonces una nueva era en la que se empezó a trabajar en la calidad de los enlaces y el contenido.

Venice

Un antes y un después en las búsquedas locales a partir del 2012. Gracias a la IP de los dispositivos conectados a Internet el buscador de Google era capaz de conocer la ubicación de los usuarios y ofrecerle los resultados de búsqueda más cercanos a sus intereses. En 2014 el SEO local se mejoró con Google Pigeon que permitió que una web de ámbito local se posicionara por delante de grandes empresas.

Colibrí y Mobilegeddon

El algoritmo de Google aún no estaba preparado para dar respuestas óptimas a búsquedas complejas. En esta época se centraba en las keywords que escribíamos en las búsquedas, pero no en la construcción de una frase completa. Por ejemplo, no es lo mismo buscar “farmacia 24 horas” que “¿dónde puedo encontrar una farmacia 24 horas en Barcelona? Según el buscador este cambio afectó positivamente al 90% de las webs mundiales y este cambio de algoritmo fue complementado con Mobilegeddon que priorizó las webs responsive. Estos dos cambios de algoritmo se complementaron en su momento, ya que no buscamos igual a través de la búsqueda por voz en un móvil que cuando escribimos en el ordenador.

Algoritmo de Google Colibrí

RankBrain y Fred

La inteligencia artificial entra en acción en 2015. Añadir IA mejoró notablemente la respuesta que ofrecía Google a sus usuarios. Este algoritmo se basa en el estudio de las matemáticas y los vectores, pero realmente pocas personas dentro de Google saben realmente cómo funciona. En 2017 gracias a la actualización del algoritmo llamada Fred se comenzó a castigar los enlaces de poca calidad, ya que ahora Google tiene en cuenta la publicidad que se encuentra alojada dentro de las páginas web. De este modo Google penaliza a las páginas abarrotadas de publicidad que no aportan ningún contenido de valor a los usuarios.

Florida 2.0 y Google Bert

Los cambios más recientes de algoritmo que ha recibido Google en los últimos dos años han sido Florida 2.0 y Google Bert. En 2019 el algoritmo Florida 2.0 comenzó a priorizar el contenido de calidad incluso más que las propias keywords. Desde entonces es importante que la calidad de los textos, las imágenes y los enlaces sea de calidad para ofrecer una experiencia inmejorable a los usuarios. Por otra parte, en 2020, Google Bert comenzó a analizar de forma más humana las búsquedas realizadas gracias al procesamiento del lenguaje natural que es capaz de entender la relación entre conceptos.

El futuro de los cambios de algoritmo de Google vendrá condicionado por asemejarse lo más posible a la forma de actuar del ser humano. La IA (inteligencia artificial) y los asistentes de voz jugarán un papel importante en este caso.

¡Sé el primero en comentar!