¿El Wallbox instalado en casa está cubierto por el seguro del coche?

Los Wallbox se ven como los grandes valedores para tener en casa un punto de recarga para nuestro coche, y lo mejor es que también podemos hacer porque el seguro del coche nos lo cubra. Estos llegan para dar solución al que es hoy uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los coches eléctricos, como es la autonomía de sus baterías y la falta de una red de puntos de carga que dé seguridad y libertad a la hora de viajar con vehículo de estas características. Pero, ¿qué necesitamos para incluirlo en nuestro seguro?

La instalación de un Wallbox en casa, una gran solución

Al plantearte la idea de adquirir un nuevo coche eléctrico, más allá de todo lo que engloba a esta serie de vehículos, pueden surgir las siguientes dudas: ¿Dónde se puede poner a cargar? ¿Puedo instalar un punto de carga en mi vivienda? ¿Qué accesorios añadir de los que necesita un vehículo eléctrico? Pero también algo que es muy importante, y que ahora podemos abordar. Tiene que ver, fundamentalmente, con estos puntos de recarga en nuestro hogar.

¿Es posible incluir el Wallbox que hayamos instalado en casa para recargar nuestro coche en el seguro que tengamos contratado? Esta es, probablemente, una de las incertidumbres que más están dando de qué hablar, más ahora con todas las soluciones que podemos tener en cuanto a las ayudas de compra para vehículos y puntos de carga que nos facilita el gobierno.

En el caso de una vivienda unifamiliar, la recarga podría hacerse sin costo alguno, al conectar a una toma corriente de 16A con un cable de recarga ocasional. El precio del punto de recarga de un coche eléctrico es variable, dependiendo de la complejidad del sistema. Con todo, lo cierto es que la instalación de un Wallbox en el domicilio hace porque podamos disfrutar de la máxima autonomía del vehículo eléctrico, ya que podrás cargarlo de forma segura a través de los cargadores específicos, con la comodidad de tenerlo siempre a mano para enchufarlo.

Wallbox seguro coche cómo es

Cómo es

A diferencia de los conectores de tipo Schuko (Modo 1 y 2 de recarga), usados habitualmente para enchufar electrodomésticos, ordenadores, lámparas… estos sistemas de carga son mucho más seguros y rápidos. Y pueden emplearse tanto en instalaciones eléctricas monofásicas como trifásicas. En cuanto a los tipos de conectores que se emplean en los Wallbox, existen diferentes modelos.

El mismo como tal, hace referencia al punto de recarga físico instalado en la pared que proporciona corriente eléctrica al vehículo eléctrico para permitir su carga. Como dice su término en inglés, no es más que una caja de pared conocida coloquialmente como punto de recarga doméstico o cargador de pared.

Esta será la que permitirá cargar tanto una moto como un coche a través de corriente alterna en Modo 3. Así, y gracias a la electrónica de carga que incorpora en el interior, se comunica con el vehículo eléctrico para recargar sus baterías. El sistema puede emplearse tanto en instalaciones eléctricas monofásicas como trifásicas.

Su precio de instalación puede situarse alrededor de los 1.000 euros, de ahí que surja la oportunidad de incluir este Wallbox para recargar el coche en casa al seguro contratado. ¿Se puede hacer? Sí, pero con matices.

Qué tener en cuenta instalación Wallbox seguro coche

Qué tener en cuenta

Para instalar un Wallbox hay que tener en cuenta, como fundamento básico, el tipo de vivienda: obviamente si es un unifamiliar no hay ningún problema. Sin embargo, si se vive en un edificio de apartamentos con garaje comunitario o se tiene alquilada una plaza en un parking de otro edificio, habrá que pedir permiso a la comunidad de vecinos para instalarlo. Más allá de este trámite, no hay ninguna dificultad añadida ni es necesario solicitar ningún otro tipo de autorización.

Es por eso que, a la hora de dirigirlo hacia nuestra compañía, esta puede especificarla directamente hacia el seguro del hogar, puesto que generalmente este punto de recarga se hace ver más como un elemento que está anclado al sistema eléctrico de nuestra casa. De todas formas, no hay unanimidad entre las aseguradoras.

Es así que algunas especifican que si el Wallbox del coche está fijo en el garaje debería de ser el seguro de hogar el que se hiciera cargo, como con cualquier electrodoméstico de casa, siempre que tengas incluida la plaza de garaje en el mismo. Para ello, la misma solicitaría informes como el de la instalación eléctrica del hogar o el del propio punto de recarga. Al mismo tiempo, sí podemos dar con que la aseguradora de nuestro coche lo incluya en póliza dependiendo, eso sí, de las coberturas que nos ofrezca nuestra compañía de seguros.

¡Sé el primero en comentar!