Los híbridos sí tienen ventajas fiscales: así puedes beneficiarte

Con cada vez más iniciativas y recursos para situarse con los coches de nueva generación, tanto los eléctricos como los híbridos cuentan por su parte con ventajas fiscales. Probablemente, uno de los aspectos más importantes en los que fijarse a la hora de comprar un vehículo de estas características, también teniendo en cuenta que hasta hace un tiempo atrás esto no era así. Pero, ¿de qué tratan? ¿Cómo nos podemos beneficiar de ellas?

En los últimos tiempos, Europa ha decidido coger el mando y se ha dejado seducir por los coches de nueva generación, tanto los que son 100% eléctricos, los híbridos, los enchufables, de autonomía extendida… lo que ha hecho, en su mayor medida, que la popularidad de estos no haya dejado de crecer.

La tendencia por los híbridos sigue creciendo

Este es un claro síntoma de la gran sensación que están cogiendo este tipo de automóviles. Y los motivos son varios. En primer lugar, por la estrategia que está siguiendo la propia Comisión Europea en conjunto con el resto de gobiernos por el fin sin contemplaciones a los de combustión interna, en este caso.

Planes como el de España, donde a partir de 2040 no podrán venderse turismos que emitan dióxido de carbono, así como que para 2050 ya no podrán circular por el país. hacen que los todo se pase por los coches menos contaminantes, como son los eléctricos puros, pero también los híbridos.

Desde el mismo punto, también nos encontramos que estos van en camino de ser vehículos amigables con la sostenibilidad medioambiental. En el caso de los puramente electrificados ya lo son (Cero emisiones), y en el caso de los híbridos e híbridos enchufables van en camino de serlo más pronto que tarde.

Esto ha hecho porque, según datos de la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA), en 2019 las matriculaciones de coches con batería han superado las 200.000 unidades, lo que se traduce en un incremento del 48,2% en comparación con el ejercicio europeo anterior. Una tendencia que, además, se espera superar los próximos años. Estos, además, tienen el gran incentivo de que cuentan con varias ventajas fiscales, donde los híbridos, como los eléctricos, se pueden beneficiar alta y progresivamente de varios impuestos que les competen.

De qué tratan

Cuando nos dirigimos a la compra de este tipo de vehículos de ramificación eléctrica, como son los de esta tecnología híbrida, lo que vemos es que se muestran con una consideración más que importante, especialmente porque podemos ganar enteros a la hora de declarar nuestro ejercicio fiscal.

En más de una ocasión suelen aparecer elementos externos, más allá de promociones, que pueden indicar si conviene adelantar la compra de estos, como puede ser el IVA (hoy del 21%). Y es que, en la actualidad, se presenta como algo que tiene que ir necesariamente de la mano, y no de una forma demasiado agradable para nuestro bolsillo.

Cómo son ventajas fiscales coches híbridos

Sin embargo, y debido a su avance y al ejercicio de muchos gobiernos por ayudar a su compra, las ventajas fiscales de estos híbridos van creciendo poco a poco, lo que hace llegar cada vez a un público mayor. De ahí que habitualmente los tengamos con la etiqueta de que se tiene con ella una de las virtudes más importantes a considerar.

Pero, ¿de qué forma pueden recurrir y aprovecharse de ellas los usuarios? Para empezar, y como veremos más adelante, los conductores obtendrán beneficios al pagar el impuesto de matriculación, pudiendo reducirse hasta un 100%. O lo que es lo mismo: no se pagará impuesto de matriculación. Porque, al obtener la etiqueta ECO y estar considerado un coche impulsado por energía limpia, el Estado te da ventajas para no tener que pagar esa tributación.

Pero hay más. Por ejemplo, y según la disposición de la marca o el fabricante, podemos contar con ellos con un ahorro significativo de dinero. Así, si nos decantamos por viajar a ciudades como Madrid o Barcelona, los usuarios podrán hacerlo por carreteras de peaje por un precio reducido, entre otras.

Quiénes pueden beneficiarse

Lo primero que debemos analizar al respecto de este tipo de ventajas fiscales que competen a los híbridos es que estas han hecho, en su mayor medida, porque hayan podido incentivar a la compra de este tipo de automóviles, siendo la disminución de Impuesto de Matriculación una de las de mayor trascendencia.

De este modo, en España contamos con varios tipos de herramientas de apoyo público a la compra y uso de este tipo de coches. Es verdad que, si nos contamos a medirlas frente a los 100% eléctricos, la realidad nos dirá que estos tendrán un número menor, sobre todo porque ya no son la primera opción de movilidad, al menos en lo que tiene que ver con los HEV, los convencionales.

Beneficiarios ventajas fiscales híbridos

En este sentido, lo cierto es que sí hay diferentes sectores y público que pueden acercarse a ellos. Lo vemos directamente con, por ejemplo, las PYMES, que siempre cuentan con este tipo de ayudas a nuestra fiscalidad. Y, en muchos casos, con unas distancias muy significativas y que harán que valgan mucho la pena en nuestra decisión final.

  • PYMES. En primer lugar, las Pymes. Aquí, el ahorro afecta directamente al trabajador y al empresario. Existe una rebaja del 30% para aquellos vehículos eficientes energéticamente. En ese caso, un vehículo no costará más de 40.000 euros. Hay rebajas de 20% para aquellos coches híbridos, de este modo, el coche baja de los 35.000 euros.
  • Flotas de empresas. De la misma manera que ocurre con los coches eléctricos, todas las empresas que apuesten por los híbridos su impuesto de matriculación será gratuito y se verán beneficiados hasta en un 75%.
  • Usuarios de renting y leasing. A pesar de no ser considerado un instrumento financiero en sí, muchos optan por el renting y el leasing (usuarios y empresas). De esta manera, ambas partes evitan así el desembolso que supone para una empresa la compra de un vehículo. En una empresa se podrán obtener muchas más ventajas, ya que, por un lado, el bien no figura dentro del balance contable. Además, a efectos fiscales, la cuota es totalmente deducible, siempre y cuando el bien en alquiler esté relacionado con la actividad.

Principales incentivos

No es nuevo que a día de hoy ser usuario de alguno de este tipo de coches de nueva generación sale más rentable que nunca. Esto es porque, más allá de la ciudad o comunidad autónoma en la que nos encontremos, podremos disfrutar de múltiples e interesantes beneficios. Y es que, en dirección de las comunidades autónomas, su apuesta por la movilidad eléctrica como medio de desplazamiento ecológico y que contribuye al medio ambiente también les sirve de ganancia y utilidad.

Por ejemplo, y quizás como una de las que más está mostrándose en dirección a ellos, se encuentra la región madrileña, la cual está ofreciendo diferentes ventajas y beneficios a aquellos propietarios o nuevos compradores de HEV, PHEV y eléctricos. Pero no es la única. Cataluña, Andalucía. Navarra o la Comunidad Valenciana, las cuatro que ofrecen más ayudas, también están en este camino. Así, y como te mostramos a continuación, hay medidas tan interesantes como ventajas fiscales que los conductores de los híbridos podrán utilizar.

Impuesto de Matriculación

Como mencionábamos anteriormente, la primera y gran medida de la que cuentan los compradores de este tipo de tecnología tiene que ver, directamente, con el que es el Impuesto de Matriculación. Como tal, esta es una tasa que grava la primera matriculación en España de vehículos nuevos que estén provistos de un motor. Este impuesto se basa en las emisiones de CO2 homologadas oscilando entre un 0% y el 14,75% sobre la base imponible y, por supuesto, se suma al IVA.

Impuesto de Matriculación

Ahora bien, con los híbridos no ocurre esto, de ahí su buen interés. Porque, al ser cero emisiones están exentos de pagar debido a su nivel de emisiones es nulo. Al mismo tiempo, el tope para no abonar este impuesto está en 120 gramos de CO2 por km, por ello la mayoría de los modelos híbridos enchufables tampoco lo pagan.

Impuesto de Circulación

Otra de las grandes ventajas fiscales de contar con híbridos, de lo que se conoce actualmente como ecomovilidad, es que podemos optar a más consideraciones de gran importancia, y que con un tipo diferente (como los convencionales o los de gas) nos saldría mucho más caro.

Es lo que tiene que ver directamente con el que es el Impuesto de Circulación. Así, este importe varía en función de lo establecido en cada localidad, el tipo de vehículo que sea y las emisiones que produzca. Para vehículos de movilidad sostenible, como es el caso de los híbridos, las bonificaciones pueden llegar hasta el 75% en cada ciudad. En Madrid, por ejemplo, podemos llegar hasta límite, mientras que en Barcelona lo incentivan con un descuento que puede alcanzar el 60%.

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)

Al mismo tiempo, y quizá la estrella y más beneficiosa, es la que tiene que ver con el IRPF. De esta manera, y según la redacción del reglamento, se establece que todos los vehículos eléctricos de batería, autonomía extendida, híbridos e híbridos enchufables podrán reducir en un 30% el total del impuesto.

Impuesto IRPF

De todas maneras, la cuantía de las ayudas a tributar (quedan exentos los descuentos aportados por el concesionario en la compra del vehículo) dependerá de los ingresos y la situación personal y familiar de cada contribuyente.

Zonas de aparcamiento regulado

Por otro lado, uno de los buenos motivos para acceder a estos es que se dan muy bien para circular por lugares que los automóviles de que emiten mayores emisiones no se les permite. Esto hace, al mismo tiempo, que también les sea posible adentrarse en algunas zonas de aparcamiento regulado, lo que les haría pagar la mitad, dependiendo de la ciudad o territorio.

Esta es una buena medida que también se ve con los que son los coches 100% eléctricos, los cuales, en distancia, se ven directamente con el beneficio de no abonar ningún importe. Para el caso de los de tecnología híbrida, además, sí que se les da la posibilidad de que lo hagan circulando por los que son los carriles BUS-VAO aunque sólo vaya un ocupante. También en situaciones de carreteras por peajes, donde con ellos se podrá pagar una cuantía reducida en nuestros viajes.

¡Sé el primero en comentar!