Un verano duro para la banda ancha fija

Un verano duro para la banda ancha fija

Redacción

El mes de julio volvió a ser un mes complicado para la banda ancha fija. Al igual que sucediese un año atrás, los operadores vieron cómo se reducía el número de conexiones en nuestro país. Solo los operadores alternativos de ADSL tuvieron un saldo positivo de ganancia neta de líneas.

El verano sigue siendo un periodo difícil para las conexiones fijas en España. A ello, ineludiblemente, hemos de unir la crisis económica por la que atraviesa nuestro país y que se ha visto reflejada en los datos publicados en la nota mensual del mes de julio de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT). En el informe vemos cómo en el séptimo mes del año se redujo el número de conexiones en 8.775, lo que supone un balance negativo después del crecimiento experimentado el mes anterior.

No obstante, si comparamos con las cifras aportadas un año antes, vemos cómo el número total de líneas de banda ancha ha crecido un 3,6% hasta alcanzarse los 11,6 millones de conexiones en España. El grupo de operadores alternativos de ADSL, formado por Orange, Jazztel y Vodafone, fue el único que consiguió un registro positivo en lo que a ganancia neta mensual de líneas, con un crecimiento superior a las 8.300 líneas en el pasado mes de julio.

Por su parte, los operadores de cable repitieron el balance negativo que ya mostraron un mes antes, con una pérdida de líneas cifrada en 8.359. El grupo formado por Ono, R, Telecable y Euskaltel sigue sin despegar en nuestro país a pesar del crecimiento de su cobertura y sus conexiones de alta velocidad. Aun así, según muestra su cuota de mercado, siguen acaparando una de cada cinco conexiones de banda ancha fija en España.

La fibra óptica de Movistar, suma y sigue

Movistar volvió a perder usuarios. En total tuvo un balance negativo de 8.700 líneas, pero para entenderlo hay que acudir al mercado del ADSL, donde perdió algo más de 20.000 líneas. Sin embargo, esta tendencia fue frenada por el crecimiento en el segmento de la fibra óptica. El operador sigue acaparando la inmensa mayoría de estas conexiones ultrarrápidas en nuestro país con un 96% de este mercado. En el mes de julio del año pasado se hizo con más de 11.700 nuevos usuarios que aprovechan sus conexiones de 50 y 100 megas. El aumento de la cobertura en los próximos meses de esta red de nueva generación así como el inicio de la oferta Movistar Fusión permitirá al operador no solo mantener su cuota de mercado sino que podría aumentarla en caso de que no exista una respuesta comercial contundente por parte de sus rivales.