Guerra de precios entre Vodafone y Telefónica

Guerra de precios entre Vodafone y Telefónica

Javier Sanz

Las dos operadoras han entrado en una guerra de precios que en realidad beneficia al cliente. Primero fue Vodafone quien decidió lanzar una oferta de telefonía fija que incluye tarifa plana de 1000 minutos al mes. Tres días ha tardado en contestar Telefónica que ha lanzado una tarifa plana para móviles que permite, por 15 euros al mes, llamar a los fijos nacionales, con 1000 minutos de límite. Ambas ofertas se parecen y en realidad benefician al mercado.

Vodafone está trabajando para lanzar ADSL y llamadas muy pronto y así contraatacar a Telefónica en sus ofertas de banda ancha. La guerra está servida entre el primer y el segundo operlador de telefonía móvil.

Según señala Cinco Días, Telefónica ha sembrado cierta preocupación que Vodafone ponga ahora en su punto de mira el grupo de clientes de telefonía fija que no tiene acceso a internet. Estos usuarios son una baza segura para la operadora, ingresos recurrentes a los que pocos rivales atacan, ya que firmas como Orange, Ya.com, Tele2 Jazztel están más interesadas en los usuarios que gastan más y contratan ADSL más llamadas.

l aumento de la tensión comercial se ha trasladado esta vez al análisis respectivo de los puntos flacos que tienen las ofertas del contrario. Vodafone argumenta que la tarifa plana de móviles para llamar a fijos de Telefónica «encarece el uso del móvil» y «no elimina el coste para los clientes de la cuota de abono del fijo».

Para probarlo apela al ingreso medio por usuario de móvil, que ronda los 35 euros al mes y del que, según sus estimaciones, sólo el 10% o el 15% se destina a llamadas a fijos. Es decir, los clientes de móvil gastan una media al mes de cuatro euros mensuales en llamar a fijos. Con estos cálculos, sólo a un usuario que haga un uso muy elevado de estas llamadas le compensa gastarse 15 euros al mes.

A ello añade Vodafone que en el mercado hay tarifas mejores y pone como ejemplo una de las suyas, que permite llamar a fijos por 34 céntimos la llamada y sin ningún compromiso mensual.

Fuentes de Telefónica atacan a su vez la iniciativa de Vodafone, a la que consideran poco apropiada para la mayoría de los perfiles. Para una familia, por ejemplo, el límite de los 1.000 minutos al mes -33 minutos al día- se queda muy corto, aseguran. Tampoco tiene interés, añaden, si existe la previsión de instalar una conexión a internet, porque para eso se necesita una línea fija.

Ojalá el ADSL de Vodafone provoque una rebaja de precios y altere el mercado.