ADSL a cualquier precio en 2008

ADSL a cualquier precio en 2008

Javier Sanz

El 2007 ha sido un año de ofertas y de guerra de precios entre los diferentes operadores. Han aparecido modalidades nuevas de 10 megas a precios más económicos que en 2006 y en general la banda ancha ha mejorado, pero aun tiene mucho que evolucionar para colocarnos al nivel de los países más avanzados en Europa.

Telefónica tiene previsto invertir 4.000 millones de euros hasta 2014 en su red, para generalizar los 100 megas, frente a velocidades de 3 Megabit por segundo (Mbs) que tiene la mayoría de sus abonados actualmente. Los demás operadores, con Ono y Orange a la cabeza, también tiene planes similares. De hecho hoy a partir de las 16:00 horas en el programa SER DIGITAL, hablaremos de la fibra óptica y nombraremos alguna ciudad donde hay centrales FTTH operativas.

Según publica El País, las operadoras se han fijado en casi esa mitad de la población que todavía considera que puede prescindir de Internet. Para sacarles de su error, las compañías se han enzarzado en una pelea por sacar una oferta de Internet barata, ofreciendo menos megas a cambio de un mejor precio. El fuego lo abrió Telefónica con su oferta de 1 Megabit a 29,9 euros (limitada a 20GB de tráfico), que ha desencadenado una guerra comercial, a la que se han sumado todos.

En 2007, más que nunca se suscitó la polémica de si Internet es barato en España. El detonante fue la multa impuesta por la Comisión Europea contra Telefónica por 151 millones de euros por abuso de posición dominante en el mercado del ADSL, tras una denuncia de France Telecom.

La comisaria de Competencia, Neelie Kroes, sostiene que la banda ancha es cara porque en el mercado español, un 20% más que la media europea, no hay suficiente competencia, como prueba el hecho de que Telefónica controla el 56,3% de las líneas de banda ancha y acapara el 61% de los ingresos por acceso a Internet.

El Gobierno ha cerrado filas con la principal multinacional española y ha recurrido la multa ante el Tribunal de Justicia de la UE. En tiempos preelectorales, ningún Ejecutivo está dispuesto a reconocer un borrón de este calibre. Así que encargó un informe a la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) que le ha dado, parcialmente, la razón: la banda ancha en España es más barata o por lo menos está en línea con la media europea (exceptuando los precios de Telefónica que sí son un 27% más caros que la media de los exmonopolios europeos).

Para 2008, se esperan más bajadas, bien por la vía de las ofertas, bien por la rebaja de las tarifas mayoristas, fundamentalmente las que cobra Telefónica a sus rivales por dejarles utilizar la red. La CMT cree que aún hay margen para esas bajadas y dispone de la oferta de bucle de abonado (OBA) como un poderoso instrumento para forzar esa reducción. También se esperan los 30 megas por fibra, así que seguro que es un año cargado de noticias.