La próxima generación de móviles será tan potente como PlayStation 3 y Xbox 360

La impresionante evolución que hemos visto en los últimos años en el sector móvil no se ralentizará en los próximos. Desde Nvidia aseguran que gracias a sus próximos procesadores móviles, los smartphones de próxima generación conseguirán una potencia a la altura de PlayStation 3 y Xbox 360, la actual generación de consolas domésticas.

Nuestros compañeros de Gamerzona.com se hacen eco de las últimas declaraciones de Tony Tamasi, vicepresidente de Contenido y Tecnología de Nvidia. En ella compara la próxima generación móvil, cuyos máximos exponentes contarán con uno de sus nuevos procesadores Tegra 4, con nada menos que las actuales consolas de sobremesa de Sony y Microsoft, cuyo poderío gráfico es una de sus grandes bazas.

Sin embargo, tanto éste como el rendimiento de estos dispositivos se extrapolará en cuestión de un año a la palma de la mano de los usuarios según vaticinan desde Nvidia. «PS3 y Xbox 360 son más poderosas que los dispositivos móviles… hasta que la siguiente generación alcance su rendimiento», aseguró Tamasi en referencia a su siguiente chip de referencia para estos equipos. Precisamente será el Tegra 4 el que se incluya en la que será su primera consola portátil, conocida hasta ahora como Nvidia Project Shield.

Desde la compañía se apunta a que la generación actual de Sony y Microsoft obtiene un rendimiento de alrededor de 200 GFLOPS, muy alejado del que logra el último chip para PC de Nvidia, GeForce Titan (4,5 TFLOPS) y alejado del que ofrecerá la próxima PlayStation 4, que se estima en 1,8 TFLOPS. En el caso de los dispositivos móviles las cifras son más modestas, puesto que el actual chip Tegra 3 ofrece un rendimiento de 12 GFLOPS, pero la siguiente generación Tegra 4 ya ha ofrecido rendimiento de 80 GFLOPS. Con estos datos, se espera que la próxima evolución del mismo se acerque a la marca de PS3 y Xbox 360.

No obstante, aunque esta mejora en la capacidad de los dispositivos móviles parezca muy cercana, los fabricantes tendrán que lidiar con el que se ha convertido en el gran problema de este tipo de hardware: la autonomía de la batería. Disfrutar de los mejores juegos para móviles y tabletas a día de hoy supone un rápido gasto de la batería, algo que no se espera que varíe a corto plazo en estos equipos, por lo que los esfuerzos de los fabricantes tendrán que centrarse en gran medida en este aspecto.

¿Veremos en 2014 en móviles y tabletas los gráficos de las actuales PlayStation 3 y Xbox? Hace unos años parecía impensable, pero vista la rápida evolución tecnológica no podemos descartar que así suceda el próximo año.