Europa no prohíbe el 5G de Huawei, pero publica unas duras normas

La Unión Europea ha publicado hoy las normas y recomendaciones que recomienda seguir a los países que vayan a tener redes 5G, las cuales ya han empezado a desplegarse en varios países europeos. Sin embargo, estas reglas no son de obligado cumplimiento, e incluso en el caso de que lo fueran, Huawei no estará vetado por parte de los operadores.

Así lo ha anunciado la UE, que detalla la importancia del 5G en sistemas como redes eléctricas inteligentes, monitoreo remoto de la salud de pacientes, uso de robots para realizar operaciones a distancia, fábricas del futuro, nuevas formas de disfrutar de contenido multimedia, y permitir una movilidad conectada donde no existan accidentes. Para finales de 2020, el 5G estará disponible ya en 138 ciudades europeas tras inversiones de 1.000 millones de euros, incluyendo 300 millones provistos por la propia UE.

5g ue

Todo el despliegue iba bien hasta que Estados Unidos empezó a acusar a Huawei de espionaje, lo que hizo a la UE realizar una investigación que se inició el pasado mes de marzo y cuyas recomendaciones se han publicado en el día de hoy. Posteriormente se irá revisando que los estados miembros vayan implementando las medidas por parte del NIS Cooperation Group Work Stream, aunque afirman que el cumplimiento no será “esctricto”.

Medidas estratégicas del 5G en la UE: garantizar la competencia

Entre las medidas estratégicas se encuentra la utilización de poderes regulatorios para evitar monopolios, utilizar proveedores externos variados, y garantizar la sostenibilidad y diversidad de la red. Así, los países tendrán que determinar el riesgo de un proveedor y establecer restricciones para los proveedores que se consideren de alto riesgo, evitando que puedan acceder a elementos sensibles y clave de las redes. Además, deberá haber un equilibrio de equipamiento para evitar que el de un proveedor domine sobre los demás, por lo que podríamos ver por ejemplo que Huawei, Ericsson y Nokia se lleven respectivamente un tercio de la cuota de antenas si no se suman más proveedores.

Medidas técnicas: garantizar la seguridad y la implementación

En cuanto a las medidas técnicas, se recomienda tener unas líneas base con respecto a las redes móviles, y otras específicas para las redes 5G. Además, se revisarán los equipamientos de red de los proveedores externos y su viabilidad como proveedores, y los países miembros tendrán que establecer procesos de estandarización y certificación para su equipamiento.

Por tanto, este tipo de guías no parecen buscar eliminar los supuestos problemas de seguridad y espionaje de Huawei y China, ya que, si se temiera por este espionaje, directamente se prohibiría su presencia. En su lugar, estas normas parecen ser más unas destinadas a que haya una verdadera competencia entre los proveedores de antenas y dispositivos 5G en Europa, lo cual es aún más importante teniendo en cuenta que Ericsson y Nokia son europeos.

Huawei, por su parte, ha afirmado que «acoge positivamente la decisión de Europa que permite a la compañía continuar participando en el despliegue de 5G de Europa«, y que «Esta decisión sobre la seguridad de 5G, tomada de forma imparcial y basada en evidencias, permite a Europa tener una red 5G más segura y rápida». A estas declaraciones añaden que llevan 20 años en Europa y que continuarán trabajando con los gobiernos y la industria para hacer que las redes sean seguras y fiables.

Fuente > UE