¿Problemas con la validación móvil? ING permitirá usar los SMS como alternativa a la app

La entrada en vigor de la directiva PSD2 (Payment Service Providers o Directiva de Servicios de Pago) el 14 de septiembre de 2019 trajo muchos cambios, sobre todo en el de la seguridad de la banca online. Cada entidad se adató a la directiva de una forma. En el caso de ING, los holandeses decidieron eliminar la tarjeta de coordenadas, pasando a obligar a los usuarios a utilizar la aplicación móvil. La validación móvil dio muchos problemas en las primeras semanas e incluso acaparó las iras de los usuarios al obligarles a usar la app. Ahora, algunos meses más tarde, la polémica sigue viva y hemos conocido que ING Direct rectifica ante los problemas con la validación móvil y permitirá de forma excepcional usar los SMS como alternativa.

Varios usuarios estuvieron sin poder operar en ING Direct durante varios días el pasado mes de septiembre. Esto fue el fruto de la decisión de que la aplicación móvil sería la única forma de validar tanto el acceso a la banca online como las transacciones. El funcionamiento es sencillo ya que, al intentar entrar en la banca online a través de la web de la entidad bancaria, recibiríamos una notificación en el móvil que teníamos que aceptar.

Esa notificación no llegaba nunca y somos muchos los que estuvimos algunos días sin poder acceder. Para muchos, el gran problema estuvo en la decisión unilateral de apostar exclusivamente por la validación móvil cuando se podía haber introducido un método alternativo como los SMS para evitar estos problemas. De hecho, los SMS siguen siendo el método de validación utilizado por algunas entidades bancarias.

Obligados a descargar la app

Como ya hemos destacado, parte de las quejas vienen de la obligación de descargar la aplicación. El problema es que la normativa deja a elección de las entidades los mecanismos para reforzar la seguridad. ING optó por la validación móvil, obligando a los usuarios a tener instalada una aplicación que, pueden querer tener o que no quieren tener, según el caso.

Sabemos que son muchos los que no acceden a la banca a través del móvil. Además, obligar a usar la app también es obligar a tener un smartphone. Bien es cierto que la mayoría lo vemos como algo habitual, pero es posible que no lo sea para todos. Por eso, se echaba de menos un sistema alternativo.

ING recula y permite los SMS

Según publica la OCU, ING ha decidido recular tras desmarcarse de la competencia y apostar únicamente por la validación móvil a través de notificaciones desde la app. Las quejas de los usuarios no han cesado en todos estos meses y todos los que no han descargado la aplicación que recibirán un SMS para validar las operaciones.

Por lo que parece, es una medida excepcional ya que ING considera que los SMS son menos seguros que la validación móvil. Para tener este método, no debemos descargarnos la aplicación. En caso de haberlo hecho y no querer utilizarla, deberíamos ponernos en contacto con ING según explica la OCU.