Un informe confirma la inocencia de Apple y su tecnología de conducción autónoma

Motor

La semana pasada, un coche autónomo de Apple tuvo su primer accidente. La compañía de Cupertino está utilizando automóviles Lexus para el desarrollo de su tecnología, y mantienen una importante flota de vehículos de este fabricante en circulación por California. No es la única empresa –ni mucho menos-, pero sí es de las pocas con un historial ‘limpio’ de accidentes. El de la semana pasada fue por un error humano, según se ha podido comprobar ya.

Hace tan solo unos días nos enterábamos de que Apple ha recuperado a uno de sus ingenieros, el cual estuvo varios años con Tesla implicado en el desarrollo de la tecnología de conducción autónoma. Es decir, que hay indicios –otros, además de este- que apuntan a que Apple sigue con su proyecto de un vehículo autónomo. De hecho, llevan con ello desde 2014, aunque su última iteración se lanzó a finales de 2017 y, como decíamos anteriormente, con Lexus como proveedor de una flota sobre la que se ha instalado la tecnología de Apple tanto a nivel de hardware como de software.

Un accidente en su historial, pero la conducción autónoma de Apple mantiene limpio su historial

En el accidente en cuestión hubo dos vehículos implicados: un Nissan y el Lexus de Apple, que fue golpeado por la parte trasera. Se produjo el 24 de agosto en Sunnyvale, como ya sabíamos, y el Nissan Leag iba conducido por un humano, que fue el culpable de la colisión contra la parte posterior del Lexus con tecnología de conducción autónoma de Apple. El coche de Apple se movía a menos de 1 mp/h, frente a un Leaf que se desplazaba a 15 mp/h y golpeó la parte trasera. Los informes confirman ahora que la culpa fue del conductor del Nissan Leaf.

Con esto, Apple sigue con un historial impoluto, sin accidentes en los que su vehículo haya sido culpable –ni su tecnología-. Algo de lo que, por el momento, otras compañías no pueden presumir. Uber tuvo un accidente con víctima mortal, pero fue culpa de ‘conductor’ del coche autónomo, y Tesla tiene ya varios accidentes en su historial, aunque igualmente por abusos de AutoPilot, una característica que sigue en pruebas y requiere de atención constante por parte del conductor.

Escrito por Carlos González

Fuente > mashable