¿FIFA 18 o PES 2018? Después de probarlos, sabemos cuál comprar

Videojuegos

Un año más han llegado Pro Evolution Soccer 2018 y FIFA 18, los mejores juegos de fútbol que llevan compitiendo prácticamente dos décadas. En los últimos años ambas entregas han sufrido grandes avances en una lucha por situarse como el juego más completo, manteniendo una tradición de rivalidad propia del deporte que representan.

En los últimos años, FIFA le ha ganado el partido a PES en muchos aspectos, como en el contenido, gráficos, ventas e incluso jugabilidad. FIFA 17 ha vendido desde su lanzamiento hace un año 17,43 millones de unidades, mientras que Pro Evolution Soccer 2017 ha vendido sólo 1,2 millones. Estos datos se corresponden a unidades físicas, recogidos por VGChartz.

FIFA 18 o PES 2018

¿Se volverá a repetir esta gran diferencia de ventas este año? Para ello, vamos a analizar cuáles han sido los grandes cambios de cada juego entre las entregas de 2017 y 2018, así como también haremos una comparación directa de los dos juegos en aspectos como los gráficos, la jugabilidad, y modos de juego. Analizaremos la versión de PC en ambos casos, ya que por fin ambas compañías han decidido no diferenciar entre versión de consolas y versión de PC, viéndose perjudicada siempre esta última.

Gráficos

La principal diferencia que encontramos este año con FIFA 18 es que tenemos un color de imagen más saturado, contrastado y fidedigno (sobre todo de noche), sin esa neblina que veíamos en la anterior entrega, y unos gráficos algo más pulidos. FIFA 17 fue el primer juego de la saga en pasar del motor Ignite al Frostbite 3, y EA no se ha quedado de brazos cruzados este año, mejorando las animaciones y la calidad de las caras de los jugadores (se añaden poros y sudor) sin perder en optimización. Como suele hacer la compañía más o menos cada tres años, primero introduce una gran novedad tecnológica, y luego se dedica a optimizarla y a mejorarla en las siguientes entregas.

En el caso de PES 2018, la entrega sigue manteniendo gráficos realistas con el motor FOX Engine. Esto lo podemos ver en las caras de los jugadores, mucho más cercanas a las reales. Elementos del entorno como el estadio también se ven mucho más detallados. Además, la nueva entrega de PES 2018 mejora a la versión de 2017 a nivel gráfico, con una mejor iluminación y una paleta de colores más realista, aunque queda algo por detrás de FIFA.

A pesar de esto, el nivel gráfico de FIFA 18 en general se siente con una mayor calidad y una mejor iluminación. Además, la hierba tiene mejor aspecto. La atención al detalle es un aspecto a destacar de FIFA, con alucinantes efectos de iluminación que sacan lo mejor del Frostbite 3, y unas mejores gradas con comportamientos individuales. Se han añadido pequeños detalles que lo hacen aún más perfecto en este ámbito, como el spray en el balón y en la barrera al tirar las faltas, que se queda incluso al acabar la jugada.

Por tanto, aunque ambas entregas han mejorado en el aspecto gráfico y las caras de PES son mejores, la calidad gráfica general se la lleva FIFA. Aun así, FIFA sigue teniendo como asignatura pendiente las caras, ya que es de auténtica vergüenza que un jugador como Marco Asensio tenga cara de un DJ ruso, como podemos ver en el 3:47 de este vídeo.

Optimización y rendimiento

Ambos juegos repiten motor con respecto a sus anteriores entregas, por lo que la optimización es la misma. En el ordenador en el que hemos probado ambos juegos (i7-4770K y una GTX 970), a una resolución de 2560 x 1440, FIFA 18 se mantiene sin problemas en 144 FPS con todos los gráficos al máximo. Un fallo que cometen ambas compañías es poner la opción de “60 FPS” como la máxima elegible, cuando en realidad lo que hace esa opción es activar la sincronización vertical para sincronizar la máxima tasa de refresco un monitor. Así, cuando ponemos 60 FPS en un monitor de 144 Hz, en realidad el límite máximo será de 144 FPS. En el caso de Pro Evolution Soccer 2018, con todos los ajustes en alto el juego ronda los 120-130 FPS.

En consolas, los juegos funcionan a 1080p 60 FPS en el caso de Xbox One y PS4, mientras que en PS4 Pro, ambos funcionan en 4K a 60 FPS. Esta resolución y framerate es ideal en un juego que requiere una respuesta rápida, así como una gran resolución para las televisiones actuales. Desgraciadamente, el hecho de jugar a esta resolución hace que la calidad gráfica baje bastante en PES 2018, con baja resolución de texturas, efectos visuales y bajo filtro anisotrópico.

En el caso de FIFA, la versión de PS4 Pro mantiene prácticamente la misma calidad gráfica, aunque a cambio de perder algo de antialiasing. Al ser Xbox One X, es muy probable que la versión de esta consola cuente con mejor antialiasing, por lo que esta versión será prácticamente idéntica a la que encontramos en PC (aunque limitada a 60 FPS).

Jugabilidad

Ambos juegos han mejorado bastante su jugabilidad. Entre ambas entregas es muy difícil decantarse por una, ya que en ambas muy directa e intuitiva, y mejoran con respecto a sus anteriores entregas. Sin embargo, PES tiene algunas ventajas.

En el caso de PES 2018, encontramos mejoras en el sistema de regates con un mejor control. También ha cambiado el sistema de contacto entre jugadores, la cual se siente bastante natural. El sistema de defensa de la pelota sigue siendo más completo en FIFA, mientras que en PES casi siempre suele salirse con la suya el jugador más fuerte.

fifa-18-jugabilidad

A la hora de marcar goles, los disparos en FIFA han de realizarse casi siempre desde las zonas más cercanas a la portería, mientras que con PES se mantiene esa sensación de control de que puedes marcar goles desde cualquier parte del campo, con un control que se nota que hace lo que tú quieres. La barra de energía a la hora de realizar un tiro tiene más utilidad y mayor ventaja si se corren los riesgos adecuados, mientras que la de FIFA prácticamente requiere chutar a la misma fuerza. Si la posición y el ángulo son buenos, aunque estés lejos, desde PES la recompensa es mucho mayor.

Por otro lado, en FIFA 18 las animaciones ahora están desbloqueadas y no “scripteadas”, lo cual ha hecho que pasen a ser más fluidas y naturales, mejorando el sistema de pases y el control de la pelota. Este aspecto era uno de los principales en los que fallaba el juego de EA, y este año el movimiento de la pelota y el movimiento general del juego se acercan a la naturalidad de PES, haciendo muy difícil cuál es de los dos es mejor en este ámbito.

Pro-Evolution-Soccer-2018-Screenshot-2017.10.02---14.12.35

A pesar de ello, en FIFA seguimos encontrando una falta de fluidez en el juego a la hora de realizar determinadas acciones. Cuando una pelota pasa cerca de ti, y le dices al jugador que vaya, éste va correctamente a por ella en PES 2018. En FIFA 18, haciendo la misma acción, el jugador se nota algo más torpe y lento en respuesta. Clásico es también el problema de hacer pases a un jugador en una dirección concreta, y que el pase se haga a otro jugador totalmente distinto al que habíamos apuntado con el cursor. Así, el manejo de los jugadores, del balón, de los pases y los regates siguen siendo torpes y muy lentos, mientras que en PES la respuesta es mucho más ágil y natural.

La cámara de serie en PES 2018 es sencillamente perfecta para mi gusto, con el campo de visión, altura e inclinación adecuados. En el caso de FIFA 18, tuve que estar tocando bastante los ajustes hasta que encontré una que me complaciera, pues la de serie me parece que está demasiado baja.

Por último, el nuevo sistema de corners de FIFA 17 y que se mantiene en FIFA 18 deja bastante que desear, con una vista general en la que se apunta con un círculo a la zona donde se quiere lanzar el balón. PES 2018 mantiene el sistema tradicional que tenían FIFA 16 y anteriores, y que a mi parecer era mucho más preciso y justo.

pro-2018-corner

Así, en jugabilidad, PES 2018 queda por delante, y demuestra que la compañía sigue sabiendo hacer juegos de fútbol, después de llevar unos cuantos años dormidos, y con una IA que supera a la de FIFA.

Licencias

Tradicionalmente, este es un aspecto en el que PES no puede competir con FIFA. Actualmente, el juego de EA cuenta con prácticamente todas las licencias a nivel mundial de las principales ligas. En el caso de PES, su falta de acuerdos llega a ser hasta preocupante, y hay que recurrir instalar mods para añadir equipos tan básicos como el Real Madrid (MD White) o el Manchester United (Man Red). Esto sólo se puede hacer en las versiones de PS4 y PC, mientras que en Xbox One no se puede.

Konami ha firmado algunos acuerdos puntuales con equipos como el F.C Barcelona (portada del juego), Valencia, Liverpool, Borussia Dortmund o el River Plate, y con ligas como la francesa o la brasileña, aunque no tiene la de la Bundesliga y los pocos equipos alemanes representados están disponibles dentro de “otros equipos europeos”. En el resto de equipos, aunque los logotipos y camisetas no sean los reales, al menos la apariencia de los jugadores y los nombres de éstos sí.

Y es que, aunque haya diferencias a nivel de gráficos o jugabilidad, al final muchos usuarios acaban decantándose por el juego que más licencias tiene. Todo este jaleo de equipos y la desorganización a la hora de poder elegir uno hace que las pequeñas diferencias a nivel jugable sean despreciables con tal de no tener que andar quebrándose la cabeza a la hora de elegir un equipo. Por tanto, las licencias son un gran punto a favor de FIFA.

Menús

La interfaz de FIFA ha sufrido cambios y renovación en las últimas entregas, mientras que la de PES se sigue manteniendo prácticamente idéntica desde hace años. Aunque es muy sencilla, directa y completa, esto demuestra algo de dejadez por parte de la compañía. Además, los tiempos de carga son prácticamente inexistentes en FIFA, mientras que a PES le cuesta más pasar de un menú a otro (prueba realizada en PC con ambos instalados en un SSD).

Comentaristas y sonido

En FIFA 18 tenemos a los tradicionales Manolo Lama y Paco González, mientras que en PES tenemos a Julio Maldonado (Maldini) y a Carlos Martínez. Aunque la preferencia en las voces es algo personal, la integración de los comentarios es mucho más natural en FIFA, mientras que en PES encontramos algunas situaciones en las que hay cambios muy bruscos de voz en los que se nota que hay un claro cambio de audio e incluso se llegan a formar frases sin sentido, dándole un toque algo robotizado (a la hora de anunciar una tarjeta que se ha sacado a un jugador, por ejemplo). Aun así, las versiones españolas quedan por detrás de la calidad de los comentarios de las versiones en inglés.

pro-estadio

En el campo musical, Konami se ha preferido gastar dinero en adquirir licencias de éxitos conocidos, con canciones de Bruno Mars, Coldplay, John Legend, Linkin Park o Clean Bandit. En FIFA se repite táctica con canciones novedosas que sirven a grupos menores para darse a conocer. Además, esto le permite a EA ofrecer una mayor variedad de canciones, con grandes temas como Wages de Bad Sounds, Stay With Me de The Amazons, o algo más fresco y pegadizo como Yo Voy Ganao de Systema Solar. Por tanto, punto a favor para FIFA tanto en música (más canciones y más innovadoras) como en comentaristas.

Modos de juego

El Camino vuelve a FIFA 18 después de haberse introducido en FIFA 17 gracias al motor Frostbite y la variedad de expresiones faciales que permite. El modo continúa la historia del anterior juego, y ahora podemos personalizar la apariencia de nuestro jugador. También podemos jugar en “cooperativo” con un amigo que se una a los partidos, y juegue como uno de más de los jugadores de nuestro equipo.

real-madrid-gol-celebracion

El modo historia de PES queda muy por detrás del de FIFA. “Ser una Leyenda” está bastante más limitado y nuevamente, al igual que los menús, peca de una baja innovación. Por tanto, punto para FIFA. Con respecto a FIFA Ultimate Team, este modo sigue siendo uno de los principales atractivos del juego, y barre al equivalente myClub de PES, que no consigue igualar a FUT a pesar de los intentos de copiar algunas de sus fórmulas de éxito.

Para echar partidos multijugador ambos juegos son muy completos, y presentan un buen rendimiento online para asegurar una experiencia de juego precisa y rápida. En el caso de FIFA, debido a las mayores ventas que ya está teniendo (y tendrá), encontrar gente de nuestro mismo nivel será más fácil.

Conclusión: FIFA 18 es más completo, y PES 2018 tiene mejor jugabilidad

En definitiva, a pesar de que Pro Evolution Soccer 2018 tiene mejor jugabilidad, y ha mejorado gráficos, FIFA 18 es un juego más redondo que cumple en todos los aspectos. Este hecho es lo que ha llevado a FIFA a ser actualmente el juego de fútbol más popular, con 14 veces más unidades vendidas que PES. El menor presupuesto en el desarrollo de PES se nota en bastantes ámbitos, y al final lo que los usuarios buscan es un juego completo en el que invertir algo más de 60 euros.

Si lo que vais a hacer exclusivamente es echar partidos con vuestros amigos, online o en solitario contra la IA, y prefieres una mejor jugabilidad, decántate por PES 2018. Sin embargo, si queréis un juego completo a todos los niveles, tanto multijugador como un jugador, más completo, y con todas las licencias, FIFA 18 es la mejor opción. Su experiencia de juego es mucho más inmersiva dentro del mundo del fútbol, y seguro que le acabarás echando más horas de juego.

Os dejamos los enlaces para adquirir los juegos en Amazon para las tres mejores plataformas.

Escrito por Alberto García

Fuente > ADSLZone