China y Japón tienen mucha culpa en el aumento de precio del Bitcoin

P2P

2017 está siendo el año dorado de las criptomonedas como Bitcoin o Ethereum. A pesar de su volatilidad por factores externos, como hackeos de monederos o cambios de legislaciones en países, ambas monedas no han parado de crecer este año, habiéndose triplicado el precio del Bitcoin con respecto al dólar (de 900 a 2571 dólares), y aumentando 26 veces el Ethereum (de 10 a 264 dólares) en lo que va de año.

El carbón, causante de que China sea la cuna del Bitcoin

Son varias las explicaciones del aumento de precio de estas monedas. Por una parte, hay un cierto nivel de especulación, el cual parece haberse calmado. A esto se suma que en muchos países aporta estabilidad con respecto a las monedas allí presentes, así como cada vez se acepta en más tiendas y servicios. Además, el Bitcoin se ha estandarizado como método de pago clandestino gracias a su anonimato.

bitcoin-ethereum

Pero si de verdad queremos entender este aumento desorbitado en los precios de las criptomonedas, tenemos que poner el ojo en dos países: Japón y China.

El primero en importancia es China, ya que en el país la electricidad está muy barata gracias a que obtienen dos tercios de su energía del carbón, que, a pesar de ser altamente contaminante, es muy barato, y abunda bastante en el país asiático. Esto hace que sea una de las principales fuentes de criptominado del mundo (el 60% a nivel mundial), ya que es mucho más rentable minar allí que en otros países.

Asia es reino de las criptomonedas

Aunque inicialmente el gobierno chino dijo que iba a prohibir los intercambios con Bitcoins, haciendo que la moneda cayera en precio temporalmente, ya que China es uno de los países que más volumen de intercambio tiene de esta moneda. El mes pasado, el gobierno relajó la normativa y permitió nuevamente los intercambios en OKcoin, Huobi y BTCC, volviendo a crecer su valor.

bitcoin-ethereum-china-japon

Mientras en China se estancó la liquidez de la criptomoneda, en Japón la demanda de Bitcoin se disparó a lo largo del año. En 2016 Japón representaba un 1% de los intercambios totales, en la actualidad esta cifra es del 6%, siendo del 55% en algunos días puntuales. El pasado 1 de abril, Japón aceptó el bitcoin como método de pago legal, y que sus ventas estarían exentas del IVA japonés

En China, el valor del yuan se controla al milímetro y de manera muy rígida, con fuertes devaluaciones para hacer más competitivas sus exportaciones. Con el Bitcoin, se tiene un valor más accesible, menos volátil que el yuan, y con expectativas de crecimiento estable. En Japón, los tipos de interés han llegado a ser incluso negativos, forzando a que los inversores del país pongan la vista en otras opciones más rentables, como las criptomonedas.

Las criptomonedas están fuertemente influidas por la oferta y la demanda. Es fácil explicar su crecimiento cuando han empezado a ser consideradas como valores de inversión viables. Además, la aceptación de la moneda a nivel internacional es cada vez mayor.

Escrito por Alberto García

Fuente > TechCrunch