Telefónica gestionará las cabinas durante al menos un año más

Telefonía

Las cabinas telefónicas son un servicio universal, y por tanto el Estado puede designar a quien quiera para gestionar y ofrecer este servicio. En este caso, la competencia le ocupa al Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital. Hace una semana nos hacíamos eco de que ningún operador se había presentado a los concursos para la gestión del servicio, y que de no hacerse cargo nadie, el ministerio elegiría a un operador con suficiente poder y presencia en nuestro país para su gestión, como Telefónica.

En este caso, el elegido ha sido nuevamente Telefónica, que deberá hacerse cargo un año más del servicio. La semana pasada comentábamos que era Telefónica quien tenía más papeletas para ser la elegida por el Gobierno, y finalmente así ha sido. Además de gestionar las cabinas, Telefónica deberá encargarse de elaborar las guías telefónicas.

telefónica-cabinas2

Será hasta el día 31 de diciembre de 2017 cuando Telefónica tendrá que seguir haciéndose cargo del servicio. En el caso de que las cabinas no sean eliminadas del servicio universal o se modifica la ley nacional o europea, esta designación es opcionalmente extensible al 31 de diciembre de 2018.

Cada vez menos países europeos obligan a su gestión

El sistema actual de cabinas podría dejar de ser un servicio universal en algún momento del año que viene debido principalmente a que su demanda es muy baja, y eso provocaría que se eliminara la universalidad de las cabinas y de las guías telefónicas. Cada vez son menos países de Europa los que lo incluyen dentro de este tipo de servicios, y otros tantos ya no designan obligatoriamente a un operador para la prestación. Tanto la CNMC como Telefónica han alegado estos dos motivos para eliminar de la prestación universal ambos servicios de cara al año que viene.

Actualmente, la ley obliga a que haya una cabina como mínimo en cada municipio de 1.000 o más habitantes, sumando una cabina extra por cada 3.000 habitantes más. En localidades de menor población se puede instalar una en función de las circunstancias. En total, son 18.300 las cabinas que quedan en nuestro país, de las cuales 12.000 ya no son rentables. Las que lo son no cubren en conjunto la rentabilidad del servicio, por lo que éste es deficitario. Además, en más o menos la mitad de las cabinas no se realiza ni una sola llamada.  En Madrid quedan unas 1.000 cabinas, mientras que en Barcelona unas 500.

El coste total de las cabinas fue de 400.000 euros en 2012, para triplicarse en 2013 alcanzando los 1,2 millones de euros, y subir hasta los 1,328 millones de euros en 2014. Según cálculos de los expertos, el coste sería superior y alcanzaría los 5 millones de euros anuales. Esto se debe a que cada año ha ido bajando el número de cabinas en 5.000 unidades anualmente, y su uso es cada vez menor debido a que prácticamente todo el mundo tiene acceso a teléfonos móviles, así como la existencia de locutorios. De hecho, según apunta la CNMC, el 88% de los españoles nunca ha utilizado una cabina, y cada vez seguirá pareciendo un servicio más anacrónico.

Escrito por Alberto García

Fuente > La vanguardia

Continúa leyendo
  • Jijiji

    Que quiten ya todas las cabinas, estoy harto de estar sufragando con mis impuestos un servicio que sólo usan los morenitos para llamar a sus países.

  • jhons28

    Encima de tonto eres racista. En fin a palabras necias oídos sordos

    • Jijiji

      El tonto eres tú por partida triple. Primero por no saber ni responder un comentario, segundo porque el racista eres tú (antiblanco) y tercero porque te parece de listos estar pagando una mierda que no usas.

      • jhons28

        Anda y que te den