El Pago Móvil es fácil y ha llegado para quedarse

La integración de los teléfonos móviles en la vida de las personas es un hecho. Los nuevos smartphones con sus altas prestaciones y amplias pantallas táctiles han abierto una nueva venta de posibilidades tanto para los usuarios como las empresas. De modo que todas esas prestaciones que los nuevos móviles y las no menos importantes nuevas aplicaciones aportan, viajan siempre en el bolsillo de los usuarios. Digamos que estamos ante una nueva forma de hacer esas pequeñas cosas que antes hacíamos de manera presencial y de una forma mucho más analógica.

 La banca más móvil que nunca

En esa línea el mundo de la banca, sin duda que está apostando de manera incondicional por aplicaciones que nos pongan todo mucho más fácil y sobre todo que nos permitan usar una app como si fuera nuestra oficina bancaria virtual en el más amplio sentido de la palabra. Es decir, que desde ahí podamos hacer casi de todo. Uno de los bancos más innovadores en este asunto es BBVA, donde con su conjunto de apps millones de clientes ya saben lo que es hacer gestiones hasta ahora imposibles de realizar desde el móvil.

BBVA sistema de pago por el móvil

Aunque son varios los frentes que ha mejorado la nueva versión de su app bancaria, BBVA Móvil, descargada por nada más y nada menos que 4.2 millones de personas y BBVA Wallet, que dispone de otro millón de usuarios, nosotros nos vamos a centrar en el tema de los pagos desde el móvil. Un asunto útil para los clientes de cualquier banco, no solo por su practicidad, sino por los valores de seguridad que aporta.BBVA escaneo de documentos

Pagar, ejecutar y retirar dinero

Una de las nuevas funcionalidades de la aplicación de BBVA es la posibilidad de pagar recibos no domiciliados desde la propia aplicación. Basta con hacer una foto al código de barras del recibo en cuestión y pagar. Así de sencillo, sin más, sin necesidad de darse de alta en nada. Así de sencillo y práctico que es lo que más demanda el usuario, que las cosas sean fáciles.

Pagar con el móvil, como ya hemos comentado es uno de los grandes logros de la banca y de los móviles. En el caso de BBVA se realiza a través de su aplicación BBVA Wallet, que funciona con NFC y Contactless (poniéndole un diminuta pegatina Contactless en la parte trasera). De este modo podremos pagar en los comercios con TPV que dispongan de pago mediante esas vías.

BBVA sacar dinero con el móvil

Esto no sólo es práctico, sino que en muchos casos evita tener que sacar la cartera del bolsillo. Con BBVA Wallet además puedes elegir con qué tarjeta asocias el pago en cada momento de entre todas las que tengas contratadas (incluidas tarjetas virtuales), de manera que la compra la realizarás sobre la tarjeta asociada en cada momento.

Volviendo a la app BBVA Móvil, destacamos otra funcionalidad que no se puede quedar en el tintero: “efectivo móvil”, que te da la posibilidad de llegar a un cajero y sacar dinero efectivo sin necesidad de usar la tarjeta de crédito. Algo que, además de su propia utilidad intrínseca, puede ser clave si por ejemplo nos dejamos la cartera en casa.

Pero ahí no acaban las opciones, ya que incluso le podemos mandar dinero a otra persona desde la propia aplicación. Sea como fuera ya sea para nosotros o para un tercero la aplicación nos manda un mensaje SMS con el que en cualquier cajero BBVA podemos retirar la cantidad que hayamos fijado desde la aplicación con un máximo de 300 euros.

BBVA aplicación de banca móvil

El móvil esya la nueva moneda digital

Cómo hemos visto ver pagar desde el móvil y realizar gestiones incluso presenciales es no sólo posible, sino muy sencillo gracias a  la potencia de los smartphones y al hecho de tener en el mercado soluciones como las que propone BBVA con BBVA Wallet y BBVA Móvil. Sin duda que un binomio que provoca que la popularización del pago con el móvil despegue en su andadura. Estamos seguros que en menos tiempo del que nos esperamos el móvil será la verdadera moneda digital en la mayoría de los comercios y establecimientos que se encuentran los usuarios en el día a día.