Amazon reconoce que se equivocó con el precio del Fire Phone

Amazon reconoce que se equivocó con el precio del Fire Phone

David Valero

Tras unos resultados económicos desilusionantes y unas cifras de ventas del Fire Phone muy bajas, Amazon ha reconocido abiertamente que se equivocó a la hora de fijar la estrategia comercial respecto al precio de venta del nuevo teléfono móvil. Los cambios a posteriori no parecen haber surtido efecto.

Hace unos días os anunciamos como Amazon había presentado los resultados financieros del tercer trimestre de 2014 con noticias poco halagadoras para sus accionistas, y es que la compañía líder de comercio electrónico registró unas pérdidas de 334 millones de euros durante ese periodo y prácticamente la mitad de esos números serían achacables al Amazon Fire Phone. Es absurdo no reconocer el fracaso del terminal de Amazon, y según se estima, alrededor de 170 millones de euros del total de pérdidas del tercer trimestre serían consecuencia de la falta de ventas del teléfono móvil y de la gran inversión que se produjo en el mismo y de la cual no parece que vaya a haber retorno positivo.

La compañía de Jeff Bezos ha justificado los resultados en varios factores, sin querer señalar directamente al Amazon Fire Phone, pero lo cierto es que unos días después de la tempestad financiera levantada tras anunciar sus cifras, David Limp, directivo de Amazon, confirmó a Fortune que erraron completamente el tiro al fijar el precio del nuevo dispositivo.  Limp aseguró que los consumidores esperan algo de gran valor y el producto final no coincidía con las altas expectativas generadas. Es curioso como a Amazon no le duelen prendas en reconocer abiertamente su error, ya que el propio David Limp declaró “pensábamos que el precio estaba bien. Pero debemos decir fallamos. Y hemos corregido”.

amazon-fire-phone-29

El futuro de Amazon en el mercado de móviles queda en el aire

Amazon ha querido coger el toro por los cuernos y ha llevado a cabo algunas actualizaciones del firmware con el objetivo de subsanar algunos de los problemas que experimentaban los usuarios que otorgaron su confianza en un primer momento. De hecho, tal vez lo peor de todo este asunto sea la escasa valoración que los usuarios de Amazon han hecho del dispositivo, destacando una pobre autonomía, problemas con aplicaciones y una ridícula relación calidad-precio que ha supuesto el principal foco del problema.

Sin duda el movimiento de la compañía de rebajar el precio inicial -en Europa salía desde 449 euros- parecía buscar respuesta a las paupérrimas ventas que se produjeron en el lanzamiento del nuevo producto, y que se cifraron en tan solo 35.000 unidades de Amazon Fire Phone colocadas. Pero ni la promoción de 1$ más tarifa asociada ha logrado por el momento remontar los números de este terminal que planteará otro problema en el futuro a la propia Amazon. Y es que si quiere despegar en el negocio de la telefonía móvil, los futuros modelos deberán también cargar con el estigma que ha supuesto el Fire Phone.