El 96% de los usuarios con fibra óptica en España están con Movistar

La CNMC acaba de hacer públicos los datos de crecimiento de banda ancha del pasado mes de febrero y llama la atención la posición de Movistar en el acceso con fibra óptica. Más del 96% de los abonados tiene el servicio contratado con la operadora presidida por César Alierta.

En España hay más de 696.000 líneas FTTH en activo de las cuales Movistar controla 668.000. El resto de competidores se reparten menos de 30.000 líneas a pesar de que Orange, Jazztel y Vodafone están desplegando fibra óptica a toda velocidad. Si a ello le sumamos que Movistar ha incrementado su presión competitiva en los últimos meses incorporando televisión sin coste, la cifra puede seguir aumentando en los próximos trimestres.

Clientes blindados

Movistar sabe que la fibra es la principal palanca para dominar el mercado y por ello tiene una estrategia muy clara. Por un lado ha acelerado el despliegue y terminará el año con 10 millones de unidades inmobiliarias en cobertura. Por otro lado la oferta que se mantiene en 29,90 euros para las nuevas altas también se ofrece a los clientes que solicitan la baja como oferta de retención. Obviamente la operadora incluye una permanencia mínima de doce meses que blinda al abonado e impide que se cambie a la competencia.

¿Y la velocidad?

Al igual que sucedió con el ADSL donde los competidores arrasaron ofreciendo más velocidad podríamos pensar que sucederá lo mismo en fibra. No hay que olvidar que Jazztel ya ofrece 200 megas simétricos a prácticamente el mismo precio que los 100 de Telefónica, sin embargo con esta tecnología aumentar el caudal a los clientes no supone ningún esfuerzo técnico ni comercial. De hecho si Movistar no ofrece más velocidad a sus clientes es porque quiere proteger a la base de abonados que tiene en el segmento de pymes que pagan más por servicios dedicados que ofrecen más velocidad. Quizás en el futuro si los alternativos logran hacer mella en la base de clientes veamos duplicaciones o triplicaciones de velocidad casi de forma automática.

Televisión como valor diferencia

Finalmente, Movistar TV es un producto que preocupa y mucho a los operadores alternativos. En 2014 Telefónica ha decidido dar un paso adelante en el mercado de los contenidos y ha apostado claramente por la compra de derechos para posicionarse en este mercado. La compra de Canal+ también refuerza su posición y es que no hay que olvidar que en el futuro muchos de los contenidos que hoy se emiten en abierto serán de pago y Movistar será la plataforma que disponga de la exclusividad o bien los competidores tendrá que «revender» el servicio. De momento podríamos hablar de un monopolio en el mercado de fibra pero con una diferencia básica con respecto al anterior, Telefónica empezó desde cero sin aprovechar su posición dominante.