Windows 10 tendrá nueva carpeta para evitar virus en los drivers

Los drivers siguen siendo una de las mayores fuentes de conflictos en Windows 10 en pleno 2021. Al aplicar alguna de las grandes actualizaciones anuales del sistema operativo, siempre hay algún conflicto con drivers de Bluetooth u otros dispositivos que requieren actualización. Por ello, Microsoft va a cambiar la forma en la que los almacena y gestiona.

Desde Windows Vista, el sistema operativo ha incluido los drivers en C:/Windows/System32/DriverStore. Para evitar que haya quien pueda modificar los drivers del hardware, Windows sólo permite la instalación de drivers localizados en esa carpeta. Antes de que un driver se añada a ella, el sistema comprueba la firma digital de los drivers para certificar que han sido firmados por la compañía original y que no han sido modificados.

Nueva carpeta OEMDRIVERS para drivers de terceros

Todos los drivers, ya sean de Microsoft o de terceros, se almacenan en la actualidad en DriverStore. Sin embargo, desde la última build 21343 correspondiente a Windows 10 21H2, el usuario Albacore ha descubierto una nueva carpeta llamada OEMDRIVERS dentro de la carpeta de Windows para aislar los drivers de terceros de una manera similar a cómo lo hacen con Windows 10X.

La función, bautizada como Writeable_DriverStore, permitirá a Windows 10 migrar todos los drivers de terceros a esta carpeta. Una vez activa, todas las instalaciones de drivers pasan a realizarse en esta carpeta.

La ventaja de hacer esto es enorme en términos de seguridad, ya que permite a Microsoft aislar drivers de terceros al margen de los suyos para bloquearlos cuando sea necesario, ya sea porque se hayan modificado para contener malware, o porque haya cualquier tipo de conflicto con el sistema.

No debería haber problemas de rutas

Tradicionalmente, la carpeta de System32 ha sido un lugar en el que sólo se almacena contenido de fiar y que sea de vital importancia para que el sistema operativo funcione con normalidad. Sin embargo, también se ha convertido en el lugar donde desarrolladores externos a Microsoft ejecutan sus archivos ejecutables y drivers desde hace ya unos años. Por ello, mover la carpeta fuera de ahí mejora directamente la seguridad del sistema operativo.

Para evitar que haya conflictos con los drivers, la nueva carpeta en la que se crearán seguirá la misma distribución. Así, mientras que ahora estaban en C:/Windows/System32/DriverStore, la nueva carpeta será C:/Windows/OEMDRIVERS/System32/DriverStore. Gracias a ello, se evitan fallos en las rutas, donde el sistema operativo se encargará de que los drivers accedan correctamente a sus correspondientes carpetas.