Cómo y dónde descargar todos los drivers del ordenador

Los drivers del ordenador, conocidos también como ‘controladores’, no son más que un programa informático desarrollado para que el sistema operativo sea capaz de interaccionar con un periférico; por ejemplo, el ratón o el teclado. Y esto se consigue gracias a que el driver hace una abstracción del hardware para proporcionar una interfaz estandarizada, que es la que permite la normal utilización del dispositivo. Así que, sin drivers, sencillamente el hardware no sería utilizable. Pero ¿cómo podemos descargar los drivers del PC? ¿Y dónde se consiguen estos drivers?

Microsoft ha mejorado, y mucho, el comportamiento del sistema de gestión de drivers o de controladores en su sistema operativo a lo largo de las actualizaciones. Ahora, con el sistema operativo Windows 10, las cosas son mucho más sencillas para los usuarios. Tanto es así que los drivers críticos, los correspondientes a componentes de hardware como la CPU o los drivers de red, entre otros, están integrados dentro del sistema operativo. Y para otros componentes de hardware se utilizan drivers genéricos, igualmente preinstalados. Estos controladores genéricos no permiten conseguir el máximo rendimiento posible del hardware, pero sí un primer arranque con las funciones básicas para que, a partir de ahí, se apliquen los controladores específicos para cada componente de hardware.

 

Qué son los drivers en un pc

Cómo hemos indicado anteriormente, un driver es un pequeño software que permite que el sistema operativo pueda interaccionar con un periférico o alguno de los componentes hardware de nuestro ordenador. Por lo tanto, podríamos decir que se encarga de hacer de enlace entre el propio sistema y el hardware o periféricos conectados.

Los drivers o controladores contienen información necesaria para que el sistema pueda saber qué tenemos conectados a nuestro equipo, cómo llegar hasta él para manejarlo o controlarlo, cuáles son sus capacidades, etc. Por lo tanto, es un elemento muy importante para que todo funcione correctamente en nuestro equipo.

 

Tipos de drivers o controladores

En función del hardware, existen pequeños softwares que controlan los componentes en el sistema operativo. Básicamente, le dan instrucciones de cómo funcionar. De forma general, podemos identificar estos tipos:

  • Drivers de tarjetas gráfica o de vídeo
  • Drivers de audio
  • Drivers de tarjetas de red (Lan, Ethernet o WiFi)
  • Drivers de USB
  • Drivers de escáneres o impresoras
  • Drivers de chipset
  • Drivers de la BIOS
  • Drivers de ratones y teclados
  • Drivers de webcam
 

Por qué es importante actualizar los drivers

Por defecto, el sistema operativo de Microsoft siempre intenta identificar cada componente, periférico o dispositivo que conectemos al equipo e intentará descargar e instalar los drivers necesarios para poder controlarlo y manejarlo. Por lo tanto, los drivers o controladores son necesarios para que Windows pueda manejar un componente hardware o periférico que conectemos a nuestro ordenador.

Si tenemos uno instalado, pero no está debidamente actualizado, entonces podemos encontrarnos con ciertos problemas de reconocimiento o funcionamiento. A continuación, vamos a mostrar cómo tratar de tener actualizados nuestros drivers en Windows 10 a través de las propias opciones que nos ofrece el sistema o bien echando mano de aplicaciones de terceros.

Por todo lo que hemos explicado anteriormente, es importantísimo tener actualizados los controladores de nuestro ordenador. Como ya apuntamos, es posible que alguno de estos drivers contenga algún error que provoque conflictos e interferencias con algún elemento del hardware.

Pero también es posible que alguno de ellos no esté instalado y no sepamos el motivo. Esto también será problema para el correcto desarrollo de todas las tareas. Así que, antes de nada, es importante saber qué drivers le pueden faltar a nuestro ordenador.

 

Cómo descargar e instalar los drivers con Windows 10

Como avanzábamos, el propio sistema operativo Windows 10y versiones anteriores- se puede encargar de descargar los drivers del ordenador. Pero existen limitaciones en este sistema, y están en que el sistema operativo y su sistema de actualizaciones únicamente se encargan de la gestión de los drivers de algunos componentes de hardware. Para algunos otros, como los de la tarjeta gráfica, hay que recurrir a herramientas de terceros, o ir directamente a la página web del fabricante. Sea como fuere, te contamos cómo se pueden descargar e instalar los drivers directamente desde Windows 10.

Si esto no fuera suficiente, puedes tratar de hacer la operación por ti mismo. Por tanto, cuando hayas pinchado con el botón derecho, pueden optar por deshabilitar el componente conflictivo y probar a habilitarlo más tarde. Asimismo, si eliges la opción desinstalar el dispositivo estarás cortando por lo sano. Esto hará que se borren completamente los drivers de este elemento y, cuando Windows lo vuelva a instalar desde cero, el problema seguramente se haya corregido.

Windows 10 tiene capacidad para descargar e instalar los drivers, aunque no todos. Y para aprovechar su sistema, podemos entrar en el Administrador de dispositivos, por ejemplo, usando el cuadro de búsqueda de la barra de tareas. Dentro del Administrador de dispositivos veremos un listado con todos los componentes de hardware y periféricos detectados por el ordenador y, si existe algún problema, una señal de peligro en color amarillo aparecerá marcando el dispositivo, hardware o periférico que está generando algún tipo de conflicto.

Dentro de este listado del Administrador de tareas es donde podemos hacer doble clic en cualquier sección para desplegar todos los componentes relacionados. Y encima de cualquiera de ellos, si hacemos clic derecho y pulsamos sobre Actualizar controlador, directamente el sistema operativo se encargará de ello. Únicamente nos faltaría, en la ventana que se abrirá a continuación, seleccionar la opción ‘Buscar software de control actualizado automáticamente’ para que, efectivamente, Windows 10 se encargue de encontrar, descargar e instalar los últimos drivers disponibles para ese componente.

 

Descargar e instalar drivers sin conexión a Internet

En tanto que Windows 10 cuenta con sus propios drivers preinstalados, aunque genéricos y solo para algunos componentes, nada más instalar el sistema operativo en un ordenador se analizarán los componentes de hardware y se instalarán –de forma local, sin conexión de Red- los drivers que sea posible. No obstante, hay otras utilidades para poder instalar drivers en ordenadores con Windows 10 en caso de que no tengamos conexión a Internet.

Evidentemente, para descargar esta utilidad y utilizarla en un ordenador sin conexión a Internet tendremos que usar otro ordenador con antelación, que sí tenga conexión a Internet, y con el cual guardaremos este programa en alguna unidad de almacenamiento externo como pueda ser una memoria USB. El programa en cuestión es DriverPack, que es gratis, seguro, para todos los dispositivos y cuenta con un enorme catálogo de drivers actualizados a la última versión. Sin duda, es una de las mejores opciones que tienes más allá de las propias opciones de tu sistema operativo.

 

Actualizar drivers con Windows 10

En ordenadores con sistema operativo Windows 10, para actualizar drivers del ordenador tienes que abrir Configuración y recurrir a Windows Update o desinstalar la aplicación. Cada una de estas dos opciones se realiza de forma diferente, pero las dos son muy fáciles de realizar, así que ce comentamos cómo actualizar controladores de forma automática.

 

Con Windows Update

En el primer caso, puedes hacerlo desde el cuadro de búsqueda de la barra de tareas y, desde aquí, tendrás que abrir Actualización y seguridad. Una vez aquí, en la barra lateral izquierda tendremos que seleccionar ‘Windows Update’ y buscar actualizaciones. O, en caso de que haya alguna disponible, pulsar sobre la opción Instalar ahora.

De hecho, una buena forma de actualizar los drivers de tu ordenador es esta, con la que se harán las actualizaciones más críticas. Si tienes las automáticas, tu ordenador te avisará cuando haya una nueva. Si no es así, o quieres comprobar si hay algo que actualizar, solo tienes que ir a esta opción de Windows y buscar nuevas actualizaciones. Para ello, tendrás que ir a Configuración. Desde allí, irás a actualizaciones y seguridad. Si te aparece que todo está actualizado no te fíes porque son otro tipo de actualizaciones.

Tendrás que ir más abajo para ver lo nuevo. Concretamente en actualizaciones opcionales. Te aparecerán allí las de los controladores y otras actualizaciones categorizadas, de manera que puedes conocer cuáles son las que hay. También puedes ver las anteriores desde el historial. Una vez que aceptes hacer una actualización de este tipo no hay marcha atrás, lo que sí sucede con otras, aunque es lo más seguro es llevarlas a cabo para mantener el mejor funcionamiento de tu equipo en todo momento.

Solo tienes que seleccionar las que quieres instalar, activar la casilla y dar a aceptar. Puede que no haya porque no suelen verse con frecuencia. Si has instalado uno te informará cuando lo haya hecho, recuerda reiniciar para que vaya correctamente. Esta es una de las soluciones a las que puedes recurrir para actualizarlos, aunque si te interesa alguna de las anteriores deberás seguir los pasos correspondientes. Aprovecha para actualizar el sistema operativo, ya que es importante que reciba todas las actualizaciones para mejorar problemas de seguridad y funcionamiento.

actualizaciones windows update drivers

 

Desinstalar

Otra opción para que el proceso sea algo más automático es desinstalar el driver o controlador que queremos actualizar y dejar que el propio sistema se encarga de descargarlo e instalarlo. Para ello, lo primero que tenemos que hacer es abrir el Administrador de dispositivos de Windows 10, navegar hasta el controlador correspondiente y a continuación, haciendo clic sobre él con el botón derecho, seleccionamos la opción Desinstalar controlador.

Ahora, lo único que tenemos que hacer es reiniciar el equipo y esperar a que Windows 10 busque e instale el último driver disponible de nuestro componente para que el sistema pueda controlarlo sin problemas. Esto será posible con los drivers que no sea necesario recurrir a herramientas de terceros para poderlos conseguir.

 

Cómo instalar drivers de forma manual en el ordenador

Sí, Microsoft ofrece a los usuarios de Windows 10 las herramientas necesarias para descargar, instalar y actualizar drivers de forma automática, y de manera nativa incluso haciéndolo a mano. Pero lo cierto es que los controladores de algunos componentes de hardware, o de determinados periféricos, hay que conseguirlos a través de terceros. ¿Por qué? Porque son actualizados con mayor frecuencia o en una plataforma independiente –como las tarjetas gráficas-. Y en estos casos, uno de los pasos fundamentales está en reconocer cuáles son los componentes de hardware que tiene instalados nuestro ordenador.

 

Obtener información de los componentes de hardware

Si vamos a descargar e instalar drivers de forma manual en nuestro ordenador, uno de los pasos más importantes está en saber qué componentes de hardware tenemos instalados en nuestro ordenador. ¿Por qué? Porque esto es lo que nos permitirá localizar los controladores específicos que necesitamos, de tal modo que no tengamos problemas de compatibilidad y que, como veníamos comentando en puntos anteriores, podamos aprovechar el rendimiento y la capacidad máxima de cada uno de los componentes. Para esto, contamos con programas que se dedican específicamente a la identificación de componentes de hardware.

Existen multitud de herramientas que se dedican a identificar el hardware que hay en tu ordenador instalado y, de este modo, decirte qué componentes tienes a nivel de placa base, CPU, tarjeta gráfica, memoria RAM y demás. Puedes revisar los mejores en el mejor artículo, o sencillamente recurrir a AIDA64 que es uno de los más simples. No tiene la mejor interfaz de entre todas las opciones posibles, pero nos dirá de forma esquemática el nombre de nuestro hardware detallado, por fabricante y modelo. Y esto, evidentemente, deberíamos apuntarlo para que después nos sea más fácil localizar los correspondientes drivers. Este es solo uno de los muchos programas externos que puedes utilizar para este fin.

Como alternativa, puedes utilizar la información que te ofrece el sistema operativo, aunque no es igual de precisa ni detallada. Si quieres usar esta opción, puedes hacer clic derecho sobre el botón de Inicio del escritorio y, desde aquí acceder a Sistema. Una vez en este apartado, sencillamente tendrás que pulsar en Acerca de… para ver información como el fabricante y modelo del procesador, la versión de Windows y otros detalles. Aquí, como comentábamos anteriormente, faltan algunos detalles clave.

Por ejemplo, la información sobre la tarjeta gráfica. En este caso tendremos que usar el cuadro de búsqueda de la barra de tareas; aquí escribiremos dxdiag y seleccionaremos Ejecutar comando para, a continuación, pulsar sobre cuando el sistema nos consulte si queremos comprobar si los controladores están firmados digitalmente. Después de esto veremos la herramienta de diagnóstico de DirectX donde, entre otras cosas, en el apartado de Pantalla podemos ver el nombre de la tarjeta gráfica, además del fabricante y el tipo de chip

 

Cómo instalar un driver a mano

Los drivers de la tarjeta gráfica, por ejemplo, se tienen que instalar con una solución independiente, pero tienen su propio instalador. Sin embargo, nos encontraremos con algunos drivers que tenemos que instalar a mano, sin la ayuda de un programa tipo instalador. Puede ocurrirnos con hardware de bajo nivel, que no cuente con un fichero ejecutable con extensión .exe que se encargue de hacerlo de forma automática, o a través de un proceso guiado.

En este caso tendríamos que ir a la pantalla principal del sistema operativo y, en la barra de tareas, hacer clic derecho sobre el botón de inicio. Aquí seleccionaremos el Administrador de dispositivos y, desde él, tendremos que encontrar en el listado completo el hardware que aparezca con un icono de peligro en color amarillo. En estos, al hacer dos clics podremos ver el componente específico y, al hacer clic derecho sobre él, nos aparecerá la opción Actualizar controlador.

Una vez aquí, podremos pulsar sobre Buscar software de controlador en el equipo para localizar, con el explorador de archivos del sistema operativo, el archivo específico del controlador. Habría que hacer clic sobre él, abrirlo siguiendo los pasos anteriormente descritos y, si es correcto, se instalará de forma satisfactoria. Si nos devuelve algún error la instalación, entonces es posible que hayamos instalado un driver no compatible, obsoleto o que esté dañado.

Si por alguna razón no puedes acceder a él de otra forma, puedes hacerlo con Win + R y escribir devmgmt.msc. Allí verás los controladores y podrás buscar si hay algo que tengas que hacer siguiendo los pasos antes indicados. Puedes hacerlo manualmente, pero también podrás seleccionar la opción de buscarlos automáticamente para que los busque el sistema. Si no tenemos el controlador, una vez identificado debemos ir a la web del fabricante o contactar con él para que nos los facilite. Solo tienes que ir a la sección de soporte técnico del fabricante y hacer la descarga correspondiente.

controlador desde ejecutar

 

Programas gratis para descargar drivers

El sistema propio de Windows 10, para la gestión de drivers y controladores, se encarga únicamente de los elementos críticos y, además, utiliza drivers genéricos para la mayoría de los componentes de hardware. Esto, como comentábamos anteriormente, implica que en algunos casos no vayamos a poder aprovechar el cien por cien del rendimiento de algunos de los componentes. Para evitar este problema, lo mejor es contar con un programa de terceros que se encargue de descargar e instalar drivers de una forma más avanzada en nuestro ordenador. Que busque los drivers específicos por fabricante y modelo de componente de hardware y, como es evidente, en su versión más actualizada.

Es importante que elijas correctamente el programa que vas a descargar, ya que en caso contrario podrías acabar utilizando uno que afecte a tu ordenador, utilice tus datos personales, bancarios o te afecte de alguna forma. Por eso, comentamos algunas opciones de confianza a las que podrás recurrir.

 

Snappy Driver Installer

Es una herramienta gratis; en su versión Lite cuenta con un sistema de búsqueda de drivers que requiere de conexión a Internet, y en su versión Full es más pesada, pero incluye los controladores para instalar sin necesidad de conexión a Internet. Es una utilidad portable que podemos usar en una memoria USB externa y se encarga de analizar el ordenador para actualizar los controladores de forma automática. Además, nos permite seleccionar de forma masiva y aplicar actualizaciones para todos los drivers que lo necesitan al mismo tiempo.

Puedes descargarlo para diferentes versiones de Windows, incluido Windows 10 y 11, además de versiones anteriores.

 

SlimDrivers

Sin duda alguna, SlimDrivers es uno de los mejores programas. A través de su motor de búsqueda podrás encontrar los drivers más actualizados, ya que su tecnología de escaneo en la nube (en tiempo real) contribuye a que las descargas sean las más actualizadas. Del mismo modo, esta herramienta permite restaurar los controladores y realiza copias de seguridad.

Así, a través de esta herramienta para Windows podrás analizar todos los drivers de tu ordenador rápidamente. El funcionamiento de este software es muy sencillo: una vez que inicies el programa, este empezará a catalogar todos los hardware y a buscar las actualizaciones del sistema que tengas instalado. A continuación, comenzará a buscar nuevas versiones, actualizaciones y parches de Internet.

Tras esperar un par de minutos conseguirás una lista muy amplia en el que el software te mostrará las diferentes opciones para instalar todos los drivers así como cada uno de los archivos que sean necesarios. Además, de manera simultánea, SlimDrivers incluye una herramienta de backup para todos los drivers que tengas en tu ordenador, al igual que la posibilidad de crear un «punto de restauración» antes de instalar algún programa nuevo. En definitiva, se trata de una gran herramienta que te permitirá mantener el sistema actualizado sin que debas realizar grandes esfuerzos.

 

Device Doctor

La mayoría de estas herramientas se encargan de la gestión automática de drivers en el ordenador; Device Doctor, sin embargo, deja que sea el usuario tenga el control sobre las descargas y actualizaciones. Pero coincide con el resto en que analiza los componentes de hardware y, una vez analizado, devuelve un listado de los controladores que requieren de una instalación. Además, nos sugiere actualizaciones cuando se ha encontrado un driver más actualizado que podría darnos mayor rendimiento o, por ejemplo, solucionar problemas de funcionamiento y de compatibilidad para determinados componentes de hardware.

Asegura estar libre de publicidad y de virus y te explica cómo debes utilizarlo para que te aclares mejor si tienes dudas.

 

DriverPack

DriverPack, de nuevo, es gratis. Y es una completa y potente herramienta para la descarga, actualización y mantenimiento de drivers en el ordenador. Tiene una versión ligera, pero dependiente de Internet, y otra que asciende a varios gigas de peso, nos permite el mantenimiento sin conexión a Internet y cuenta con los drivers fundamentales. Evidentemente, si tenemos conexión a Internet lo mejor es descargar la utilidad que, en tiempo real, analiza los componentes de hardware instalados en el sistema y busca los controladores que correspondan, actualizados a la última versión disponible por diversas fuentes.

Puedes usarla tanto si tienes muchos conocimientos como si eres principiante, ya que es muy sencilla de usar a la par que completa. Sin duda, una de las mejores opciones a las que recurrir.

 

Slimware DriverUpdate

En esta ocasión, se trata de un programa bastante completo, ya que además de permitirnos ver de forma rápida si tenemos algún controlador obsoleto, nos ofrece otras funciones interesantes como crear una copia de seguridad de los controladores instalados, programar actualizaciones periódicas, etc. Por lo tanto, además de poder estar al tanto de los drivers que debemos actualizar, nos permite que el mantenimiento sea mucho más automático y sencillo.

Lo mejor de todo es su rapidez porque identifica al momento lo que necesita tu ordenador.

 

DriverMax

Este programa explora los controladores que tenemos en nuestro ordenador y seguidamente nos indicia cuales son los que tenemos que actualizar. Otra de las mejores facultades que tiene es que hace una copia de seguridad antes de actualizar el sistema de controladores, para prevenir cualquier tipo de problema. Si algo ocurriera podría restaurar el sistema para corregir el error.

Este software gratuito se encuentra disponible para Windows 11, Windows 10, Windows 8, Windows 7, Windows Vista, Windows XP y todas las ediciones de Windows Server.

DriverMax

 

DriversCloud

Esta herramienta tiene una ventaja. Y es que no será necesario hacer ningún tipo de instalación para realizar la tarea que queremos. Por tanto, es una alternativa más que a tener en cuenta. Podremos trabajar con ella directamente desde el navegador, pero cumple su función exactamente igual que el resto. Con pocos clics, podremos hacer un rastreo de los drivers que faltan y la aplicación online se encargará de actualizarlo automáticamente.

Puedes instalar en el ordenador o iniciar la detección, tú decides. También tiene detección fuera de la red.

instalar drivers

Asimismo, desde su propia web podremos bajar un programa para realizar un análisis offline y descargarnos los drivers desde otro ordenador. Su limitación es que no podemos acceder a su base de datos de controladores offline. Para este cometido concreto, necesitaremos sí o sí conexión a Internet.

 

Programas para instalar drivers con versión de pago

También puedes recurrir a estos programas que aunque cuentan con una versión gratuita, y en algunos casos te será suficiente, incluyen también una versión de pago que les permite completar sus funciones o liberarse de las limitaciones de las anteriores. Si estás buscando alternativas más allá de las opciones gratis, conviene que las tengas en cuenta.

 

AVG Driver Updater

El programa AVG Driver Updater es otra opción si no queremos actualizar e instalar nuestros drivers de forma manual. Este potente software tiene la función de rastrear todos los elementos hardware vinculados a nuestro dispositivo en busca de errores y actualizaciones necesarias. Una vez que haya completado este proceso, se encargará él mismo de descargarlos e instalarlos de forma automática. Así, nuestro dispositivo se encontrará perfectamente optimizado para realizar cualquier tarea.

instalar drivers

La herramienta que os proponemos cuenta con una inmensa base de datos en la que hay disponibles más de medio millón de controladores hardware, así como de multitud de actualizaciones de software. Además, tiene la capacidad de encontrar los drivers oficiales de más de 100 marcas comerciales. Hay una versión gratuita disponibles que podemos descargar directamente desde el siguiente enlace. Dicha opción nos permitirá el análisis del sistema para conocer cuáles son los drivers que le faltan a nuestro equipo. En caso de que queramos descargarlos y que el programa los instale y actualice, tendremos que recurrir a su versión de pago que va desde 39.99 euros al año.

 

Driver Easy

Este programa hace un barrido por todo nuestro ordenador en busca de controladores obsoletos o dañados, para actualizarlos o arreglarlos. No es el programa más veloz a lo hora de descargar los drivers, pero no funciona mal y, sobre todo, tiene una interfaz muy sencilla de utilizar, preparada para aquellos usuarios que no están acostumbrados a funcionar con este tipo de software. Tiene una gran cantidad de controladores. Puedes hacer la instalación manualmente tú con cada uno o utilizar su versión de pago.

Easy Driver

 

Driver Talent

Driver Talent está enfocado a analizar el ordenador, localizar los drivers necesarios en su última versión, y por supuesto descargarlos e instalarlos en el ordenador. En su versión gratis, tenemos un minuto para utilizar el programa con el cien por cien de sus funciones habilitadas y ver si nos convence. Con la versión Pro se eliminan las limitaciones y nos encontramos con una potente herramienta de mantenimiento para nuestro ordenador.

La disponibilidad de drivers es máxima, y el comportamiento del programa en general es brillante, si queremos tener una suite donde encontrar todos los controladores y gestionarlos de forma cómoda. Tiene compatibilidad con Windows 11/10/8.1/8/7/XP/Vista y Windows Server.

 

Driver Booster

Es otra herramienta muy recomendada para mantener nuestros drivers correctamente actualizados. Cuenta con una interfaz muy amigable y sencilla de manejar en la que se nos mostrará si tenemos algún driver desactualizado u obsoleto. En ese caso, con un simple clic podremos actualizarlo. Se trata de un software gratuito, aunque también cuenta con una versión de pago, que podemos conseguir desde la web oficial del desarrollador y que funciona a la perfección con todas las últimas versiones del sistema operativo de Microsoft.

Asegura tener más de 6 millones de controladores para que tu ordenador esté más seguro. Es compatible con Windows 11, 10, 8.1, 8, 7, Vista, XP.

9 Comentarios