Windows 10 planea una importante novedad mientras introduce nuevos fallos

Windows 10 planea una importante novedad mientras introduce nuevos fallos

Alberto García

Microsoft está trabajando actualmente en incluir nuevas mejoras en Windows 10. La primera gran actualización de 2020 (Windows 10 2004) está cada vez más cerca, y debería ver la luz el próximo mes de mayo. Mientras que este será un cambio bien recibido, los usuarios que hayan instalado el último parche estarán viendo cómo no paran de tener problemas.

Nuevo diseño para el menú de volumen

Como le ocurre a una gran mayoría de ajustes de Windows 10, muchos ajustes se encuentran por duplicado o con una integración que deja mucho que desear donde combate la forma tradicional de acceder a un menú, y la nueva a través de Configuración. El menú de volumen se encuentra ahora mismo por duplicado, donde si pinchamos en el icono de volumen con el click izquierdo, nos aparece un deslizador horizontal. Si cambiamos el volumen, nos aparece un deslizador vertical en la parte superior izquierda. Y si encima estamos reproduciendo contenido en el navegador, nos sale una ventana con información de ese contenido comiéndose media pantalla, en el cual podemos también pausar o cambiar de canción.

Por ello, Microsoft lleva un tiempo trabajando en un nuevo panel de volumen, y parece que finalmente éste llegará en la segunda gran actualización del año. En la build 19577 ya puede empezar a probarse. Al encontrarse en fase alpha de momento tiene fallos, como que no soporta las teclas multimedia o que sólo aparece si se hace click en el botón de volumen.

Con el nuevo diseño, todos los menús se irían a la parte derecha inferior, al cual podríamos acceder también haciendo click en el botón de volumen. El nuevo menú despegable contaría con los mismos ajustes que el de ahora, pero con un diseño más compacto y más plano, además de mostrar la aplicación que está reproduciendo el contenido.

Su llegada debería producirse como pronto para la actualización de otoño, o si no ya para 2021.

Nuevos fallos con el parche KB4535996

Actualizar Windows 10 es un riesgo en muchas ocasiones, y parches como el KB4535996 lo demuestran. Muchos usuarios están teniendo problemas con esta última actualización del sistema operativo, entre los que se encuentra un arranque lento, tardando mucho en aparecer el nombre de usuario y en loguearse al escritorio.

También se encuentran cuelguen en el administrador de tareas o en el explorador de archivos, donde se cuelgan sin avisar. Otros usuarios también están experimentando pantallazos azules, así como pantallas negras sin información al entrar al PC. Por último, hay usuarios que también tienen caídas y tirones en juegos.

A su vez, hay quien ha encontrado fallos con el programa SignTool.exe, que se cuelgan con errores genéricos sin especificar la causa. Microsoft es consciente de este fallo y afirma que lo arreglará a mediados de mes. Sin embargo, no tienen ni idea de dónde vienen los demás fallos, por lo que la única opción al alcance de los usuarios afectados es ir a Configuración y desinstalar las actualizaciones desde el panel de Windows Update.