En pleno 2021, un grupo ha perdido un videoclip por no tener copia en un disco duro

En la actualidad, el almacenamiento está más barato que nunca. Podemos tener copias de seguridad en todo tipo de medios, ya sea en discos duros internos, externos, en un NAS, o en los múltiples servicios de almacenamiento en la nube. Sin embargo, hay quien no toma precauciones a la hora de tener copias de seguridad y corre el riesgo de perder información al tenerla almacenada sólo en un sitio.

Eso es lo que le ha pasado al grupo de música Mago de Oz, que anunció hace unos días que había perdido el videoclip del nuevo tema «La dama del mar«. El videoclip iba a lanzarse el 5 de septiembre a las 23:58, pero el pasado día 3 anunciaron que no iban a poder lanzarlo.

La culpa, al parecer, era del disco duro en el que lo tenían almacenado, que ha fallado. Tras intentar recuperar los datos durante varios días, sólo han podido recuperar algo menos del 30%. Como consecuencia, han tenido que publicar un lyric vídeo con la letra porque no les ha dado tiempo a grabar de nuevo el videoclip en tan poco espacio de tiempo. En apenas día y medio, la canción lleva ya más de 210.000 reproducciones.

Hay alternativas baratas para que esto no ocurra

Es en este tipo de situaciones, cuando echas a perder un trabajo de días valorado en miles de euros, cuando el tener copias de seguridad en otros discos duros o en la nube te parece muy barato. En este caso, tener copias en otros soportes habría sido lo lógico, y seguro que, tras el suceso, no van a dudar en hacerlo. Warner Music es una empresa enorme, pero incluso entre las grandes empresas se desprecia el hecho de tener copias de seguridad, a pesar de que eso te pueda hacer perder más dinero del que cuesta tener un sistema de respaldo en la propia empresa o en la nube.

De hecho, una de las mejores maneras de asegurarte copias de seguridad en la nube a precio reducido es usar servicios como Backblaze, que por 70 dólares al año permite a empresas tener almacenamiento ilimitado, mientras que para particulares tan sólo hay que pagar 7 dólares al mes y se pueden subir cosas sin límite desde un mismo ordenador.

Los discos duros y los SSD fallan, y lo ideal es tener siempre al menos dos copias de seguridad de nuestros archivos: una en otro dispositivo ajeno al principal, como un disco duro externo o un NAS, y otra en algún servicio de almacenamiento en la nube. Gracias a ello, si por ejemplo se quema la casa, siempre habrá copias en la nube, y si el servicio en la nube pierde los archivos (si pasa una catástrofe como la de OVH), tenemos las copias locales en casa.