Por qué esconder el router es la mayor tontería que has hecho en casa

Por qué esconder el router es la mayor tontería que has hecho en casa

David Soriano

Tonterías en el hogar podemos hacer muchas, aunque al final seremos nosotros mismos los perjudicados y cada uno es libre de hacer lo que quiera en su casa, pero esconder el router es una de las más frecuentes y al final no disfrutarás al máximo de un servicio de Internet por el que estás pagando.

Estamos de acuerdo en que el router es un aparato cuyas luces y cables pueden molestar bastante según la parte de la casa donde lo tengas instalado. Sin embargo, esconderlo es una decisión más estética que funcional y te contamos por qué.

No deberías esconder el router

Según explicaba Google en 2019, los sitios más habituales para esconder el router son: en un armario (15%), debajo de un mueble (37%), en una estantería (33%), detrás de unos libros o portafotos (36%), en una caja (14%), en un archivador (14%) o en una cesta (10%).

Esconder el router

Cualquiera de estas soluciones parece más que válida para esconder el router y que no esté a simple vista, ya que no es el aparato más bonito del mundo, pero no esconderlo es una de las claves a la hora de configurar el WiFi de casa, ya que podemos perder mucho alcance de la señal, además de elevar su temperatura de funcionamiento de forma innecesaria. Por esa razón, evitaremos esconder el router y atenderemos a los consejos habituales a la hora de colocar el router en casa.

Qué más tener en cuenta para colocarlo

Se recomienda colocar el router en un espacio libre y no detrás de muebles u objetos. Barreras como muros de yeso, cemento, piedra, ladrillo, también son un obstáculo para que el WiFi pueda operar de manera óptima en los espacios reducidos. Por ejemplo, los postes y vigas de acero interfieren con la señal. Cuanto más metal haya en las paredes de tu hogar, ya sean postes de acero o aislamientos revestidos, más problemas de transmisión tendrás.

Router Escondido

Sin embargo, el principal enemigo son los muros de hormigón, muy buenos a nivel de aislamiento y, precisamente por eso, terribles para la transmisión de la señal Wi-Fi. Las paredes de bloques de hormigón no son mucho mejores, aunque no amortiguan la señal con tanta fuerza como el hormigón sólido.

A la hora de elegir la mejor situación para tu router, también recuerda que es importante no tapar las ranuras de ventilación del aparato, algo que también podría suceder al esconderlo. Tampoco lo coloques cerca de ventanas u otros aparatos con los que pueda tener interferencias, además de tratar de colocarlo en una ubicación céntrica para que la señal se distribuya equitativamente en todos los extremos.

Sí, una óptima colocación de un router es una lata, pero tendrás un aprovechamiento máximo de la línea de Internet que tengas contratada, mientras que si lo escondes, el rendimiento se verá empobrecido sustancialmente.

2 Comentarios